Los COF de Galicia, última comunidad que queda por negociar estas deducciones, enviarán una propuesta “razonable” al Sergas esta semana

La dispensación por denominación genérica de estos productos podría cambiar las reglas del juego en Cataluña y renegociarse el escalado

| 2011-09-09T16:07:00+02:00 h |

irene fernández

Madrid

El último RDL 9/2011 ha sentado las bases para la cohesión en el Sistema Nacional de Salud. Pero, mientras que la unificación de algunos asuntos farmacéuticos se aproxima, como la salida de fármacos de diagnóstico hospitalario (DH) del canal farmacia, otros se repelen y todavía quedan a expensas de las autonomías. Este es el caso de los descuentos autonómicos sobre los absorbentes de incontinencia urinaria, cuyo panorama actual podría cambiar cuando entre en vigor el último RDL, que establece la dispensación por denominación genérica de los productos sanitarios.

La guerra por estos descuentos se resolvió de forma dispar después de que el RDL 8/2010 bajara el precio de venta de estos productos un 20 por ciento. Las boticas amenazaron con retirarlos de sus stocks y la mayoría de consejerías, a excepción de la de Canarias, Cataluña, Andalucía y Galicia, eliminaron por completo del concierto las deducciones autonómicas. Canarias y Cataluña reajustaron el escalonado que tenían en función del volumen de venta y Andalucía lo resolvió a través del último concierto firmado hace unos meses, en el que quedó fijada una aportación lineal del 6,3 por ciento. Navarra, por su parte, no lo contempla en concierto y funciona a través de un concurso público para suministro con precio máximo.

Sin embargo, queda todavía una comunidad a la cola: Galicia. La negociación por estas deducciones, según aseguran los farmacéuticos gallegos, podría resolverse muy pronto. Hace unas semanas, la administración regional dio un paso al frente con una propuesta que bajaría las deducciones del 20 actual al 7 por ciento. Ahora, la pelota queda en el tejado de los colegios, que responderán con una contrapropuesta esta semana en la que intentarán, tal y como dicen desde el COF de La Coruña, “llegar a una solución razonable para ambas partes”.

La solución podría pasar por reducir ese porcentaje y establecer un escalado según volumen de facturación, que incluya la necesidad de devolución de las cantidades ya aportadas desde 2010. Eso sí, al cierre de esta edición aún no existía un consenso entre los cuatro colegios, que también estudian el nuevo escenario que se aproxima con el último decreto.

¿Qué supondrá la obligación de dispensación del producto sanitario de menor precio? Aún existen muchas dudas entre los farmacéuticos acerca de su desarrollo en la ley. “Nos ha sorprendido que se incluyan estos productos en prescripción genérica porque son muy diversos”, dice Carmen Mijimolle, vocal de Ortopedia del CGCOF. Algunos colegios, como el de Barcelona, creen que este cambio en la ley no podrá hacerse efectivo cuando entre en vigor el 1 de noviembre. “No hay cultura en este país de grupos de intercambio respecto a estos productos”, explica Francesc Pla, vicepresidente del COF barcelonés. En su opinión, de suponer otra bajada de precio “cambiarían las reglas del juego”, por lo que podría plantearse renegociar el escalado en absorbentes.

Además, los boticarios esperan que se materialice un RD de márgenes de estos productos. “Dada la situación económica veo complicado que se prescriban de forma genérica estos productos hasta que no se establezca un RD de márgenes legales para la farmacia”, piensa Antoni Real, presidente del COF de Baleares. Eso sí, Cantabria y Andalucía prescriben de esta manera los absorbentes.

La experiencia andaluza, según Manuel Ojeda, vicepresidente del COF sevillano, es mala, ya que a menor precio de los pañales menor capacidad de absorción. “Es un problema aquí que van a generalizar a toda España”, señala, al tiempo que garantiza que “supondrá un recorte importante para el resto de autonomías”.