Toni Martínez Castellón | viernes, 18 de noviembre de 2011 h |

La oficina de farmacia está en una encrucijada sobre su supervivencia. Ahogada por los RDL, para Guillermo Schwartz, presidente del COF de Tenerife, hay que adoptar soluciones drásticas y estas soluciones pasarían por liberar recursos financieros en las oficinas de farmacia. “Hay farmacias que no pueden subsistir, hay que buscar fórmulas para pasar de 21.000 farmacias a 8.000, es duro, pero si no lo hacemos nosotros lo hará el estado y el mercado es muy duro”, aseguró durante la celebración de una jornada sobre el impacto de los RDL sobre la farmacia celebrada por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Castellón.

Esta situación fue corroborada, aunque con algún matiz, por su compañero del colegio de Barcelona, Jordi de Dalmases, para quien “hay que reprogramar las leyes de ordenación y adaptarlas al nuevo entorno económico del mundo del medicamento”. A su juicio, “el problema es muy duro, por ejemplo en el mundo rural quizá no se puede tener una farmacia para 500 habitantes y en las grandes ciudades deberán de unirse las oficinas, no volveremos al año 2006, debemos buscar un nuevo entorno”.

Y es que, los responsables de los colegios farmacéuticos presentes en esta jornada tildaron de “irresponsabilidad” la bajada de precios que se ha llevado a cabo, ya que “son productos que tienen valor y no es precisamente el precio, lo que le aportan a la sociedad”.

Sobre este particular, De Dalmases aseguró que “estamos en una situación límite”, y fijó 2013 como año límite para construir un nuevo entorno. En este sentido, alertó sobre el futuro que, debe pasar por “la atención a la tercera edad y la domiciliaria, por la definición del papel del farmacéutico en el suministro a las residencias y por buscar un hueco en la atención personalizada”.

El peor RD: el impago

Por su parte, María Teresa Guardiola, presidenta del COF de Valencia, habló en su intervención del “decreto sin número, el impago, una situación que no hemos podido asimilar, porque no es asimilable”. Guardiola aseguró que “las cuentas están en números rojos, no tenemos financiación de los bancos, se nos ha juntado todo en un mes y parece que se nos va de las manos”.

Para ella, “no se puede aguantar un retraso en el pago de 60 días, la farmacia está tan empobrecida por los decretos que no puede soportar los impagos, hay que reivindicar el pago a 30 días porque nosotros pagamos nómina, compramos, tenemos que exigir el pago puntual para que la farmacia pueda seguir dando ese servicio de calidad”.

La jornada finalizó con la intervención de José Clérigues, director general de Farmacia de la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana quien, tras explicar que para el Partido Popular “la Sanidad es intocable”, señaló que “nunca había pensado que íbamos a hablar tanto de economía, una situación que nos obliga a ser más eficientes y a gestionar con más austeridad”.