| martes, 07 de enero de 2014 h |

Los farmacéuticos coruñeses alertaron de los riesgos que puede tener para los colectivos más desfavorecidos el hecho de que en base al IPC se lleve a cabo una subida del copago farmacéutico, algo que, tal y como advirtieron, podría provocar que estos no retirasen de las farmacias los medicamentos recetados por los médicos. A este respecto, la presidenta del Colegio Oficial de Farmacéuticos de La Coruña, Rosa Lendoiro, precisó que desde esta institución se solicitó que se evitase la adopción de medidas que perjudicasen a los colectivos más vulnerables, “y esta, aunque sea poco, es de esas”.

A pesar de que la subida es mínima (por ejemplo, las cuantías para pensionistas pasarán, en función de su renta, de 8,14, 18,31 y 61,08 a máximos mensuales de 8,26, 18,59 y 62 euros), la presidenta colegial incidió en remarcar que en un principio se dijo que el copago no era una medida recaudatoria sino disuasoria, por lo que el ajuste en base del IPC “no tendría sentido”. ¿Cuál sería una solución disuasoria para Lendoiro? “Controlar lo que se receta al paciente, no subir el copago para que no se compren fármacos”, indicó.