| martes, 19 de noviembre de 2013 h |

Los titulares de las cerca de 2.200 farmacias barcelonesas exploran hoy en una reunión a puerta cerrada que se celebra en el Auditorio de Barcelona posibles nuevas medidas de protesta ante los impagos de la factura farmacéutica. Se trata de una reunión que se produce un día antes de que el Gobierno central haga efectiva la transferencia de 309 millones de euros que adeuda el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), a través del Plan de Pago a Proveedores.

Cabe destacar que el resto de colegios farmacéuticos provinciales (Lérida, Gerona y Tarragona) realizarán reuniones similares y, una vez evaluadas todas las opciones, está previsto que las posibles medidas se sometan a votación en un referéndum telemático. En este sentido, destaca que los farmacéuticos valorarán la efectividad de las medidas que se decidieron en marzo de 2013: una protesta ante la Generalitat, la recogida de firmas entre los usuarios de las boticas (entregaron unas 400.000 rúbricas en el Parlament) y la reclamación de los intereses económicos que han tenido que pagar por los retrasos en las transferencias (unos 12 millones de euros).