FRANCISCO ROSA Madrid | viernes, 28 de febrero de 2014 h |

El ejercicio 2013 ha sido, en general, bastante favorable para las compañías españolas, al menos en lo que tiene que ver con sus ventas. Así, al cierre de esta edición se habían confirmado crecimientos en la cifra de negocio de Almirall, Grifols, Rovi, Faes y Esteve, las cuales constataron la importancia que está adquiriendo la internacionalización para garantizar su rentabilidad.

La primera en presentar datos fue Almirall, que aumentó su facturación en un 1,5 por ciento, de los 682,9 millones de euros en 2012 a los 692,9 millones en 2013, gracias a aclidinio, linaclotida, Sativex y la franquicia de dermatología. No obstante, la multinacional no ha mostrado la misma solidez en ingresos totales, con una caída del 8,3 por ciento y Ebitda, que bajó el 31 por ciento, hasta los 85,1 millones. Pese a ello, la compañía anunció que espera retornar al crecimiento de los ingresos totales en 2014.

Esta situación de la firma capitaneada por los hermanos Gallardo se contrapone al estado de euforia que vive Grifols. La firma especializada en hemoderivados ha incrementado su facturación un 4,6 por ciento, hasta los 2.741,7 millones de euros. Destaca la buena marcha de la división de Bioscience, cuyas ventas ascendieron a los 2.448,8 millones, el 95 por ciento de las cuales se produjeron en el exterior, según confirmó la compañía. “En el último ejercicio hemos buscado potencias las ventas en regiones menos afectadas por medidas de austeridad, con menores periodos de cobro y mejores márgenes”, confirmaron en un comunicado. En el caso de Grifols, se produjo además una subida del Ebitda del 9,6 por ciento, hasta los 864,5 millones de euros.

Junto a los resultados de estas dos compañías, aparecieron los de Rovi, cuya cifra de negocio creció un 8 por ciento con respecto a 2012, hasta los 214,7 millones de euros, espoleada principalmente por las ventas de bemiparina. Los buenos resultados de la comercialización de este y otros productos dieron como resultado un aumento del 20 por ciento del Ebitda, hasta los 32 millones.

Faes, por su parte, incrementó sus ventas un 0,9 por ciento, hasta los 198,7 millones de euros, mientras que su beneficio neto creció un 15,8 por ciento, alcanzando 22,6 millones. También Esteve anunció un incremento en su facturación del 2,2 por ciento, al alcanzar los 810 millones, pero la compañía, que no cotiza en bolsa, no ha facilitado otros datos. Por último, cabe destacar que la presentación de resultados de Zeltia estaba prevista para después del cierre de esta edición.