Las vacunas para esta área son el principal objetivo de las compañías americanas

De los fármacos estudiados por PhRma, se excluyen los destinados a tratar el VIH/sida

| 2010-09-17T16:54:00+02:00 h |

Redacción

Madrid

Las enfermedades infecciosas son uno de los principales targets para las compañías biofarmacéuticas estadounidenses. Y es que, según un estudio elaborado por la patronal norteamericana de farmacéuticas innovadoras, Phrma, actualmente existen 395 fármacos en desarrollo en esa área terapéutica. Eso sí, en ese conjunto de medicamentos, bien en ensayo clínico o a la espera de la autorización de la Food and Drug Administration (FDA) para proceder al lanzamiento, no se contabilizaron los fármacos destinados al tratamiento o la prevención del VIH/sida.

Además, de los 396 medicamentos en desarrollo para enfermedades infecciosas, destaca por encima de todo la investigación en vacunas, que suponen un 36 por ciento del total de estos fármacos. El siguiente grupo terapéutico del ranking recogido en el estudio es el de antivirales, que suman un total de 96 fármacos, mientras que el de antibióticos y antibacteriales tiene actualmente 88 medicamentos en ensayo clínico o a la espera de la decisión de las autoridades sanitarias para una futura comercialización.

Algunas de las enfermedades infecciosas a las que las compañías biofarmacéuticas norteamericanas se dirigen, según destaca la patronal de compañías innovadoras norteamericanas, son la neumonía y la tuberculosis; virus como la hepatitis, el herpes y la influenza; e infecciones por estafilococo y neumococo.

Además, la presentación del informe de la Phrma incluye algunos ejemplos del potencial que algunas de las moléculas en desarrollo tendrían en la lucha contra varias enfermedades infecciosas. Así, aparecen dos anticuerpos monoclonales que neutralizarían y destruirían las toxinas causadas por las infecciones de Escherichia coli.

Por otro lado, la patronal destaca un fármaco que podría tratar la forma más común y difícil de tratar de la hepatitis C, que inhibe la enzima esencial para la replicación viral. Asimismo, se trabaja también en un fármaco contra la malaria, que ya ha mostrado actividad contra el tipo Plasmodium falciparum del virus, resistente a los tratamientos que se están empleando actualmente.

Igualmente, en este estudio de la patronal se mencionan otra serie de enfermedades que son objetivo de las biofarmacéuticas americanas dentro del área de infecciosas, como el herpes, la meningitis, las infecciones respiratorias y del tracto urinario o el rotavirus.