| viernes, 13 de febrero de 2015 h |

Las recomendaciones de vacunación contra la varicela en la UE son heterogéneas, con solo seis países en los que está universalmente recomendada para niños a nivel nacional (Austria, Chipre, Alemania, Grecia, Letonia y Luxemburgo) y en dos países a nivel regional (España e Italia). Solo 17 países extendieron la recomendación para los adolescentes susceptibles y/o grupos de riesgo (médica o laboral). De esta premisa parte el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), que ha emitido una guía, resultante de un grupo de trabajo en el que han participado 11 expertos, con el fin de orientar la toma de decisiones sobre la vacunación de la varicela por parte de los Estados miembro. Y, en este sentido, una de las conclusiones principales es la del beneficio que aporta la vacunación de dos dosis.

Antes de eso, el informe destaca la existencia de una “creciente evidencia sobre la alta inmunogenicidad, eficacia y seguridad de las vacunas preventivas de la varicela, la cual se ha generado en aquellos países en los que se ha implementado una vacunación universal en menores”. El resumen de los expertos viene a poner en tela de juicio las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, que retiró a finales de 2013 la profilaxis de las farmacias españolas, reservándola exclusivamente para su dispensación hospitalaria, alegando que había un exceso de vacunación que podía traducirse en un incremento de los casos de herpes zóster.

Así, los especialistas señalan que un programa universal en población infantil con una dosis ha demostrado reducir la carga de la enfermedad, sin embargo, con un programa universal con dos dosis (una a los 15 años y otra a los tres años) esa reducción es aún mayor y se proporciona un control total de la enfermedad.

Además, la ECDC apunta a que en los países donde se han implementado los programas ha quedado demostrada una clara reducción de la carga de virus en la población, sin que se hayan dado signos aparentes de un incremento del herpes zóster. No obstante, reconoce que “la monitorización del impacto de los programas de vacunación en el incremento epidemiológico del herpes zóster continúa siendo una prioridad”.

Al analizar la situación de España, el documento hace hincapié en la rápida reducción de la incidencia de la varicela y de la tasa de hospitalización en todas las edades, tanto en los individuos vacunados como en los no vacunados, y señala que esta reducción es mayor con el esquema de dos dosis que se utiliza en Navarra desde 2007. También hace mención al caso de la Comunidad de Madrid, donde el programa de vacunación universal, con una dosis a los 15 meses, se implantó en 2006 y se retiró en 2013.

Aumentan los casos

Las previsiones de los especialistas, que auguraban un incremento de la enfermedad tras la retirada de la vacuna de las farmacias, parece que se cumplen. Según los primeros datos del Instituto de Salud Carlos III tras esa retirada, la incidencia de la varicela aumentó un 13,2 por ciento en 2014 frente al año anterior. De esta manera, en 2014 se notificaron 160.956 casos de varicela, mientras que el año anterior fueron 142.180. Aún así, pese al incremento, la incidencia de la enfermedad se mantiene por debajo de lo que se considera índice epidémico.