el global Madrid | viernes, 12 de junio de 2015 h |

El consejero de Sanidad en funciones de la Comunidad Valenciana, Manuel Llombart, y el director general de Farmacia y Productos Sanitarios, José Luis Trillo, dejarán sus puestos a disposición de un nuevo equipo de gobierno sin haber corregido la inequidad en el acceso a los sysadoas (fármacos para el tratamiento sintomático de la artrosis) en la Comunidad Valenciana, según se desprende del contenido de una carta enviada el 30 de abril por el director general de Farmacia al Comisionado para la Equidad de la Alianza General de Pacientes (AGP), Ángel Gil. En ella, Trillo confirmó que “el Comité de Posicionamiento Terapéutico de la Consejería de Sanidad ha decidido mantener el posicionamiento terapéutico actual establecido” para los sysadoas.

La respuesta negativa a la oficina del Comisionado para la Equidad de la AGP se produce un año después de la alerta lanzada a la Alianza por dos de sus organizaciones asociadas, la Liga Española de Reumatología y la Asociación Española contra la Osteoporosis. Su denuncia originó la apertura de un expediente para analizar la prescripción de los sysadoa en la Comunidad Valenciana, y dio como resultado un informe que considera adecuado pasar estos fármacos al segundo nivel de prescripción, en un algoritmo de tres niveles, dentro del sistema desarrollado por la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana, en el que siguen y seguirán ocupando el cuarto nivel, a menos que los sustitutos de Trillo y Llombart decidan lo contrario.

El documento fue enviado a la dirección de Farmacia valenciana en diciembre de 2014, y respaldaba que el uso de condroitín sulfato y glucosamina en pacientes de ostreoartritis estaba avalado por su nivel de eficacia y seguridad, situándolos al mismo nivel de los COXIB. Según el informe, no solo existen evidencias que justifican el cambio en el algoritmo de prescripción de estos fármacos, sino que añade que, antes ellas, otras comunidades autónomas, como Castilla y León, “han rectificado la posición del codroitín sulfato y la glucosamina en sus sistemas de prescripción asistida”.

Sin consenso

Durante los meses en los que estuvo esperando respuesta de la dirección general de Farmacia de la Comunidad Valenciana a su petición, la Alianza General de Pacientes no se ha cansado de repetir que la situación de inequidad asociada a la prescripción de los sysadoas en la región tiene su origen en la puesta en marcha del algoritmo para artritis “sin el consenso previo con las sociedades científicas referentes en la patología”.

Cumpliendo con el procedimiento establecido por la Alianza General de Pacientes para los informes de equidad, se ha procedido a remitir la comunicación pertinente sobre el informe (accesible en la página web de la AGP) tanto al Ministerio de Sanidad como al Defensor del Pueblo.