| viernes, 07 de octubre de 2011 h |

Una imagen vale más que mil palabras, y la que aparece sobre estas líneas es un fiel reflejo de la incertidumbre que ha generado en el sector la inminente entrada en vigor de los cambios que trae consigo el Real Decreto-ley 9/2011. La asistencia masiva al acto “¿El final de las marcas?”, organizado por EG, en 5 días hábiles, demostró que existe un interés real en los agentes por conocer cómo se va a desarrollar una normativa (la prescripción por principio activo) en 17 administraciones que no parten del mismo sitio. Tal vez dentro de un año sea posible publicar una ‘imagen de la predictibilidad’, que es lo que el sector necesita, y de una manera cada vez más perentoria. Definitivamente, con el RDL 9/2011 no ha podido ser.