V. camarasa Valencia | viernes, 14 de marzo de 2014 h |

Nunca llueve a gusto de todos. Menos aún en la farmacia valenciana. Ni tan siquiera la nueva Comisión de Asistencia Farmacéutica creada en Comunidad Valenciana por su consejería de Sanidad regional (de la que forman parte los colegios farmacéuticos, sociedades cientificas y patronales farmacéuticas) y que se había presentado como paradigma del cambio, a mejor, de las relaciones entre Aministración y Farmacia, se ibra de la polémica.

Sobre la creación de esta Comisión, que se presenta como altavoz y foro de participación de toda la profesión en la elaboración del nuevo acuerdo marco regional de prestaciones farmacéuticas, pesa desde el 10 de marzo un recurso contencioso-administrativo interpuesto por el Sindicato Libre de Farmacéuticos de Comunidad Valenciana por, precisamente, no participar de ella y, asimismo, por la forma en la que se ha constituido.

En opinión de José Antonio Puchades, presidente del sindicato, “Luis Ibañez (secretario de Sanidad regional) ha constituido este órgano adiministrativo al margen de la ley, ya que las plazas de las asociaciones representantes en esta comisión se han asignado sin criterios ni directrices, con simples llamadas telefónicas del propio Ibañez”, apunta. “No estamos en contra de la participación de las asociaciones ‘elegidas’ (la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria, la Sociedad Española de Farmacia Rural y la patronal farmacéutica regional Comfar, amén de la presencia obligatoria de los colegios), pero sí en la forma de las que se han elegido. Ibañez ha decidido que dichas plazas sean ocupadas por amigos , siendo convocados por teléfono para el acto consitutivo de este comité y excluyendo a nuetsro sindicato sin explicación”, concreta Puchades.

En el recurso contencioso-administrativo interpuesto por este sindicato valenciano se solicita la paralización de todos los acuerdos que se pudiesen adoptar al amparo de esta comisión que mantuvo su primer encuentro el pasado 24 de febrero.