| viernes, 29 de noviembre de 2013 h |

Luis Alfonso Hernández

Blindar el gasto sanitario en época de recortes no significaría, según el consejero de Salud de Extremadura, ausencia de recortes. Más bien supondría que se perpetuasen las desigualdades que al albur de la burbuja inmobiliaria nacieron en suelo sanitario: aumento de prestaciones que han contribuido a los reinos de taifas en el SNS. Vale la pena apostar, como dice, por un CISNS que vele más por la cohesión.