| viernes, 26 de agosto de 2011 h |

José Martínez Olmos

El secretario general de Sanidad ha vuelto a dar la cara y ha tratado de defender la utilidad del Real Decreto-ley 9/2011 que la semana pasada convalidó el Congreso de los Diputados. Y más que defender su utilidad, José Martínez Olmos trata de hacer ver que el sector farmacéutico no es el chivo expiatorio sobre el que recaen las purgas de los recortes, algo muy complicado cuando se echa la vista atrás y se ven, por ejemplo, RDL como el 4/2010 y el 8/2010. Martínez Olmos dice que este debería ser el último ‘golpe’. ¿Seguro?