Premios BiC
Alberto Cornejo Granada | jueves, 19 de mayo de 2016 h |

“Lo mejor está por llegar”. En los últimos tiempos, esta frase universal está en primera línea, al ser habitualmente pregonada por un entrenador de un madrileño equipo de fútbol a la hora de arengar al equipo y afición. Pero también la farmacia comunitaria puede ‘apropiársela’ a la hora de plantearse su futuro asistencial. Así ha quedado de manifiesto en la inauguración de las V Jornadas Farmacéuticas Andaluzas, que acoge Granada estos días 19 y 20 de mayo, bajo la organización del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cacof). Un evento que reúne a cerca de 350 profesionales regionales y del resto de España.

Tal como ha destacado el presidente del Cacof, Antonio Mingorance, “en las farmacias comunitarias españolas ya ocurren muchas cosas más allá del consejo y la dispensación, y pueden pasar muchas más”. También el delegado de Salud en Granada de la Junta de Andalucía, Higinio Almagro, ha apostado por “un mayor peso cuantitativo y cualitativo” de los farmacéuticos en las estrategias de salud pública. Asimismo, Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) ha incidido en que “la farmacia ya está cambiando (hacia un protagonismo más asistencial”. Precisamente, Aguilar ha recordado que “ese cambio tuvo su germen en Andalucía”, en referencia a la Declaración de Córdoba, el documento dado a conocer en 2014 en dicha ciudad y que es considerado la ‘hoja de ruta’ de la profesión hacia el mayor protagonismo asistencial de la farmacia en el SNS.

Cabe recordar que Granada fue el foco de la escena futbolística el pasado fin de semana, al ser en esta ciudad donde el F.C. Barcelona se proclamó campeón de Liga. Parece que esa aura futbolera aún se mantiene en la ciudad nazarí, e incluso ha empapado estas V Jornadas Farmacéuticas Andaluzas. Y es que no han sido pocos los participantes en la inauguración que han tirado de símiles futbolísticos para resumir por dónde pasa el presente y futuro de la farmacia comunitaria: el denominado ‘modelo de farmacia del siglo XXI’.

Por ejemplo, el delegado de Salud granadino ha animado a que la farmacia sea “titular indiscutible” en ese ‘partido’ que está jugando el SNS contra adversarios como su insostenibilidad, el envejecimiento y la cronicidad. “Los farmacéuticos comunitarios deben jugar de principio a fin, ser intocables en el equipo”, ejemplificó. Mingorance ha dado continuidad a este símil avisando que “el entrenador (en alusión a la Administración) debe darnos chance y sacarnos a jugar: si no arriesga y no nos da paso, no lo podemos demostrar”.

Es mucho lo que se ‘juega’ la farmacia en esta apuesta por un mayor rol asistencial. En concreto, su futuro. Un futuro que para el presidente del CGCOF “está en nuestros manos, creándolo entre todos en el día a día de las boticas y alineándolos con las necesidades de los pacientes”. Un futuro para el que Aguilar tiene varias peticiones sobre las que ha insistido en Granada: la atención farmacéutica desde la botica a residencias y pacientes dependientes domiciliarios, así como el retorno de la dispensación de los medicamentos de DH.

Tras esta inauguración, las V Jornadas Farmacéuticas Andaluzas han coninuado con una conferencia de Hemant Patel, farmacéutico comunitario y secretario de la North East London Local Pharmaceutical Comité. Este representante de la farmacia británica ha detallado el nuevo modelo de farmacia asistencial que se va a pilotar en Reino Unido con la connivencia del Gobierno y otros profesionales. Un modelo que se basa en transformar la farmacia comunitaria en una “clínica de la calle”, por la cual las boticas asumirán la gestión clínica de patologías menores, así como el control y seguimiento de miles de pacientes con problemas cardiovasculares o respiratorios “derivados por los propios médicos”, ha destacado. A lo que se suman chequeos de pacientes con problemas mentales (también con el beneplácito de los facultativos) o la prescripción de recetas (en continuidad de tratamientos). Este modelo se pilotará en octubre de 2016 en Londres y también pasa por crear “redes de farmacias” que se ubiquen en las mismas zonas, a fin de compartir información sanitaria de los pacientes de dichas zonas e incluir información progresiva en sus historiales farmacoterapéuticos. Por ejemplo, si el paciente ha sido vacunado de la gripe en alguna de esas farmacias. “El objetivo es trabajar en comunidad”, valora Patel.