alberto cornejo Madrid | viernes, 30 de mayo de 2014 h |

El incumplimiento terapéutico alcanza al 57 por ciento de la población, según un reciente estudio del Observatorio de la Adherencia al Tratamiento (OAT). Un problema y un reto del SNS que se conoce en una época en la que se apuesta por la implantación en las boticas de programa de adherencia o seguimiento farmacoterapéutico (SFT). Por ejemplo, el País Vasco ya negocia con sus colegios farmacéuticos el desarrollo de un servicio remunerado de SFT a crónicos en sus farmacias, según ha anunciado su director general de Farmacia, Iñaki Betolaza.

Pero es la farmacia quien lanza un aviso a navegantes al recordar que ella sola no puede luchar contra ese ‘gigante’ que supone que la mitad de pacientes no tome correctamente su medicación. Isabel Vallejo, farmacéutica y vocal de OAT, estima que “un plan de adherencia no puede ser solo una idea de la farmacia, sino que necesita la implicación de las administraciones, al ser la que dispone de los datos del paciente, y de los médicos, que son quienes prescriben”.

Mientras no exista esa implicación global, Vallejo cree que “desde las farmacias se conseguirán resultados, no lo dudo, pero serán menores y en ningún caso inmediatos”. Con la ‘pelota’ en el tejado de los médicos, José Ignacio Cantero, médico cántabro de atención primaria y también vocal de este Observatorio, aboga por trasladar a zonas urbanas “la fluida comunicación en torno al seguimiento terapéutico del paciente que existe entre médicos y farmacéuticos en el ámbito rural”.

Desterrando mitos

El sondeo realizado por OAT pone de manifiesto que, aunque las cifras globales no son positivas, los mayores dan ejemplo a los jóvenes respecto al cumplimiento de tratamientos. Solo un 27 por ciento de pacientes con edad entre los 18 y 30 años siguen a rajatabla sus pautas de medicación, mientras que el porcentaje de cumplidores se eleva al 61 por ciento entre los 81 y 90 años.

Estos datos “destierran el tópico del olvido como causa de la falta de adherencia”, apunta Vallejo, si bien cree que otro factor es que “los pacientes de esta edad suelen estar cuidados por familiares o terceros, quienes se preocupan de administrarles la medicación”. Cabe destacar que la osteoporosis, depresión y EPOC son las patologías que más incumplimientos registran.