El Global París | viernes, 03 de octubre de 2014 h |

El pasado 30 de septiembre, la farmacia francesa se ‘cerró en banda’ contra las intenciones liberalizadoras de su Gobierno. Un cierre ‘en banda’ casi en el sentido literal del término, ya que el 90 por ciento de los farmacéuticos titulares (que conforman una red en torno a los 21.000 establecimientos) respondieron a la llamada del Centro Nacional de las Profesiones Sanitarias (respaldada por la Ordre National des Pharmaciens y sindicatos farmacéuticos) de cerrar sus boticas como medida de protesta contra la intención del Gobierno francés de liberalizar 37 profesiones (farmacéuticos, dentistas, abogados…) que hoy están reguladas. Una intención que se plasmó recientemente en un informe dado a conocer por la Inspección General de Finanzas (IGF), y que podría concretarse dentro de la futura Ley de Crecimiento y Poder Adquisitivo.

Se trata de una reforma que podría conllevar la entrada de capital no profesional en la propiedad de boticas (hasta un máximo del 49 por ciento), la salida de más medicamentos OTC fuera del canal farmacia y la eliminación de los criterios de ordenación y planificación, permitiendo la libre instalación de boticas. Sobre este particular, desde la Ordre National des Pharmaciens (equivalente francés del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos) se reivindicó el papel del boticario en el sistema de Salud francés y la necesidad de mantener el binomio titularidad-propiedad, algo que no ha podido garantizar la ministra de Salud, Marisol Touraine.

Cabe destacar que las oficinas de farmacia que permanecieron cerradas durante la jornada del 30 de septiembre lucieron carteles con el lema ‘Para todas sus medicinas, un solo lugar: la farmacia’. Asimismo, varios centenares de profesionales se manifestaron en París, delante del Senado. Desde la Ordre National des Pharmaciens se indica que con estas actuaciones “deseamos expresar nuestras inquietudes frente a una reforma que, en lugar de ir hacia el progreso y la modernidad, girará hacia el pasado y la regresión”.