Carlos Arganda Madrid | viernes, 01 de marzo de 2013 h |

Nunca antes había sido tan claro el efecto de los precios de referencia sobre la viabilidad de determinadas presentaciones e, incluso, moléculas enteras. Mientras que las revisiones de precios de las agrupaciones homogéneas incide sobre la revisión de precio entre iguales, es decir, presentaciones del mismo principio activo, forma farmacéutica, dosis y número de dosis, el precio de referencia actúa de manera indiscriminada sobre todos los medicamentos que contengan un determinado principio activo y tengan la misma vía de administración.

Este método de cálculo genera la obligación de fijar en muchas presentaciones unos precios que no existen en el mercado. Unos precios que llegan a ser tan bajos que, según fuentes de compañías de genéricos, podrían llegar a suponer la retirada del mercado de más de 40 presentaciones e incluso algún principio activo. Apuntan a simvastatina.

Esta creación artificial de precios se ha visto impulsada en esta ocasión por la eliminación del umbral mínimo para los precios de referencia, lo que ha posibilitado que se hayan creado 3.196 precios de referencia menores de dos euros, el umbral existente con anterioridad. No es lo más grave. Un total de 172 presentaciones tienen precio de referencia inferior a 10 céntimos y hasta 80 presentaciones, menos de 5 céntimos de euro a PVL.

Esto se debe al método de cálculo que tienen los precios de referencia, que no se fijan en el coste de fabricación de todo el medicamento sino que asimilan los precios, y por tanto parece ser que los costes de fabricación, a la cantidad de principio activo existente en una determinada presentación.

De este modo, si un medicamento, como por ejemplo Enalapril 20 mg 28 comprimidos tiene un precio de referencia de 0,96 euros, que puede ser fabricado, de manera mínimamente rentable, según explican a EG, la aplicación de la regla de tres de que supone aplicar los precios de referencia lo hacen inviable. Al calcular el precio por mg de la presentación de 20 mg 28 c. (0,001714286 euros por mg de enalapril) y directamente aplicárselo a la presentación de 2,5 mg 10 c hace que se precio (a PVL) sea de 0,04 euros. Algo que parece imposible de ser fabricado.

Por ello, desde las compañías de genéricos se reclama volver al sistema anterior, en el que nunca se obligaba a bajar artificialmente los precios por debajo de dos euros y que, en cualquier caso, se fije un precio mínimo para todos los envases de medicamentos, independientemente del principio activo, que esté justificado por la materia prima del envase, los procesos de fabricación y su calidad. “Al coste de un envase, con su cartonaje, blíster, aluminio, prospecto, estándares de calidad mínimos de producción habría que darle un mínimo de 30 a 60 céntimos”, explican desde una compañía de genéricos. Además, para formulaciones galénicas más complejas, como son las formas de liberación modificada o incluso las presentaciones en sobres, este mínimo debería ser mucho mayor.

Coincidente con sus asociados se muestra la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (Aeseg). En este sentido, su director general, Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda, explica que sin umbral mínimo para la fijación de precios “desaparece el umbral mínimo de rentabilidad” de muchas presentaciones, por lo que según él, aunque a día de hoy la Ley de Garantías no recoge el umbral mínimo, “habría que arbitrar alguna medida para que esto no llegue a ser oficial”.

Y es que, según el director general de Aeseg, “una cosa es la aplicación teórica y otra la realidad”. Tal y como explica, es muy difícil poder seguir comercializando muchos de los medicamentos afectados, y por ello vaticina que “se va a producir una discontinuidad en la fabricación, que producirá desabastecimiento y posteriormente deslizamiento de prescripciones a tratamientos más caros”. Algo que, sin duda iría en contra del objetivo del Gobierno con los cambios introducidos en el Sistema de Precios de Referencia.

Además, Rodríguez de la Cuerda explicó que gran parte del ahorro que pretende lograr la administración viene de “erosionar aún más el precio de los medicamentos que ya tienen un precio muy bajo” puesto que son los principales afectados por la eliminación del umbral mínimo.

La eliminación del umbral mínimo para el cálculo de los precios de referencia: La salida del mercado de muchas presentaciones de unidosis. El recálculo de los precios a los que deben vender sus presentaciones hará inviable su continuidad. En algunos casos, como las dosis bajas de paracetamol e ibuprofeno han sido pasados a publicitarios ya que los precios a los que tendrían que venderse por los precios de referencia les harían inviables. Es el caso del ibuprofeno 400 mg 1 comprimido, que tendrá como precio 0,02 euros, lo que supone una caída considerable desde los 10 céntimos de euro que tenía autorizados previamente. Casos similares son los de los paracetamoles en unidosis. La presentación de 650 mg pasará de costar ocho céntimos a solo dos.

No obstante, desde Onedose, la compañía especializada en unidosis, siguen apostando por este formato. Su presidenta, Rosa Pardina, asegura a EG que tienen previstos numerosos lanzamientos durante este año, especialmente en el ámbito de los antibióticos y que también quieren ampliar su participación en el mercado no financiado. “Si es necesario ajustaremos aún más los márgenes para ser viables”, asegura Pardina.