L. DÍAZ Madrid | viernes, 26 de julio de 2013 h |

La acción de Grifols cerró la semana con una subida del 2,8 por ciento. Su comportamiento en el último ejercicio ha venido dominado por un perfil alcista que le ha llevado a cotizar actualmente en su máximo histórico, acumulando en 2013 una ganancia del 20 por ciento mientras que en la comparación interanual ésta se eleva al 37 por ciento, en ambos casos en línea con el comportamiento medio de sector. Esta evolución anual ha sido continuación de su tendencia en los dos ejercicios anteriores lo que le ha llevado a multiplicar por cuatro su valor en bolsa desde 2010.

Las ventas de Grifols en el primer trimestre ascendieron a 684 millones de euros, un 2,6 por ciento más que en igual periodo del año anterior. Por líneas de negocio la división de Bioscience aportó 605 millones de euros, el 88 por ciento de las ventas totales del grupo, con un crecimiento interanual del 3 por ciento.

La división hospitalaria generó ingresos por 27 millones de euros, el 4 por ciento del total, mostrando un ligero crecimiento inferior al 1 por ciento; mientras que la división de diagnóstico tuvo una facturación de 33 millones de euros, un 6 por ciento menos que en 2012, aportando el 5 por ciento de las ventas del grupo.

Por mercados geográficos Estados Unidos y Canadá generaron el 60 por ciento de las ventas de Grifols, mostrando un descenso interanual del 1,4 por ciento. La Unión Europea generó el 22 por ciento del total mostrando un descenso similar, mientras que el resto de mercados internacionales, con el 7 por ciento de la facturación, presentó un comportamiento muy diferente con un crecimiento en el año de 26 por ciento.

El beneficio neto del trimestre ascendió a 91 millones de euro, un 35 por ciento más que el obtenido en igual periodo del ejercicio anterior, crecimiento derivado de la política de contención del gasto, del menor impacto negativo de partidas extraordinarios, así como de un menor peso de la carga financiera.

Asimismo, cabe destacar que entre las líneas estratégicas de este grupo se encuentran potenciar aún más su presencia internacional y reducir aceleradamente su actual nivel de endeudamiento, incrementado considerablemente a raíz de la compra de Talecris.

Como hecho destacado cabe mencionar que recientemente Moody’s elevó la calificación del riesgo crediticio de este grupo valorando positivamente el ritmo creciente de sus resultados operativos, así como las sinergias derivadas de la adquisición de la farmacéutica Talecris Biotherapeutics completada a mediados de 2011 y que le ha permitido ocupar la tercera posición a nivel mundial en derivados del plasma.

Por otro lado, se debe señalar que este grupo sigue presentando en bolsa un potencial alcista derivado de su fuerte presencia internacional y de su posición de liderazgo en un mercado tan estratégico.