L. Díaz Madrid | viernes, 17 de enero de 2014 h |

La acción de Baxter cotiza a 69,8 dólares, situándose en una zona intermedia dentro de su rango de fluctuación del último año. Su evolución en este periodo mostró una primera tendencia alcista, hasta mediados de 2013, dando paso a continuación a una evolución horizontal, acompañada de cierta volatilidad, con oscilaciones significativas en ambas direcciones y sin presentar una senda clara de evolución. Este comportamiento se ha producido tras un prolongado periodo alcista que llevó a Baxter a marcar su máximo histórico a mediados del pasado mes de julio, cuando se aproximó a los 75 dólares. Baxter cerró 2013 con una plusvalía del 5 por ciento, sensiblemente por debajo de la revalorización media del sector, aunque los analistas avecinan una evolución alcista en el corto y medio plazo.

Los últimos resultados publicados, correspondientes al cierre del tercer trimestre del pasado año, recogen unas ventas de 3.800 millones de dólares (2.900 millones de euros), con un crecimiento del 9 por ciento respecto al ejercicio anterior. Parte de este crecimiento se explica por cambios en el perímetro de consolidación tras la adquisición de la compañía Gambro (depurado su impacto el crecimiento se situaría en el 6 por ciento).

El análisis de Baxter al detalle

Por mercados geográficos, Estados Unidos aportó el 42 por ciento de la facturación con un crecimiento en el año del 9 por ciento. Este incremento fue similar al que experimentaron las ventas en los mercados internacionales que representaron el 58 por ciento del negocio del grupo. La división de bio-ciencia vio incrementar su facturación un 6 por ciento, aportando el 40 por ciento de las ventas del grupo, destacando especialmente el buen comportamiento de la línea de fármacos para el tratamiento de la hemofilia. Por su parte, la división de productos médicos generó el 60 por ciento restante del negocio mostrando un crecimiento en el año del 10 por ciento (6 por ciento una vez depurado el impacto favorable del tipo de cambio, así como del cambio de perímetro).

En los nueve primeros meses del año Baxter superó los 10.900 millones de dólares de facturación (8.400 millones de euros), un 4 por ciento más que en el ejercicio anterior. La división de bio-ciencia creció en el año un 5 por ciento mientras que la de productos médicos algo más. El beneficio neto en estos nueve primeros meses del año fue de 1.700 millones de dólares (1.300 millones de euros), un 3 por ciento más que en igual periodo del ejercicio anterior.

Para finalizar, cabe señalar que los analistas y expertos manejan un precio objetivo para este valor de 77 dólares, un 10 por ciento por encima de su precio actual. No se trata en apariencia de un objetivo difícil de lograr. A su favor podría jugar un escenario bursátil que parece que poco a poco va tomando impulso de nuevo, mientras que en su contra quizá podría pesar el hecho de cotizar actualmente relativamente cerca de su máximo histórico.