L. Díaz Madrid | viernes, 14 de febrero de 2014 h |

La acción de AstraZeneca cotiza actualmente en 40 libras, su máximo de los últimos doce meses. Su evolución durante este periodo ha venido mostrando un perfil eminentemente alcista especialmente a partir de septiembre del pasado año, lo que le ha llevado a acumular en el último año una ganancia del 36 por ciento, superando ampliamente el comportamiento medio del sector. Los últimos resultados publicados, correspondientes al cuarto trimestre del pasado año, muestran unas ventas de 6.844 millones USD (4.400 millones de euros), con una caída interanual del 6 por ciento. AstraZeneca incurrió en los tres últimos meses del año en unas pérdidas de 591 millones USD (380 millones de euros).

En el ejercicio completo 2013 los ingresos fueron de 25.711 millones USD (16.500 millones de euros), un 6 por ciento menos que en 2012. Esta caída se debió a la creciente competencia de genéricos (con un impacto negativo en ventas de 2.200 millones USD / 1.400 millones de euros). Por el lado positivo cabría mencionar el dinamismo mostrado por los mercados emergente (las ventas en el mercado chino crecieron un 21 por ciento) y por el mercado japonés, así como el buen comportamiento de su línea de productos de diabetes y del fármaco Brilinta. Los beneficios del ejercicio ascendieron a 3.712 millones USD (2.400 millones de euros), casi un 60 por ciento inferiores a los del ejercicio anterior.

Al aparado de I+D este grupo destinó en 2013 4.821 millones USD (3.100 millones de euros), cifra similar a la del ejercicio anterior y que representa un porcentaje sobre sus ventas del 18 por ciento, ratio sensiblemente superior al de la media del sector farmacéutico. Actualmente AstraZeneca cuenta con 11 nuevas moléculas en fase III de ensayos clínicos, disponiendo además de 19 nuevos proyectos de investigación que a corto y medio plazo podrían iniciar la última fase de desarrollo. Cabe destacar que a pesar de esta caída de resultados, AstraZeneca generó el pasado año un cash-flow de 7.400 millones USD (4.750 millones de euros), un 8 por ciento más que en el ejercicio anterior. Como hecho relevante ocurrido durante el pasado año cabe mencionar la adquisición de la unidad de diabetes de Bristol-Myers, fortaleciendo con esta inversión su presencia en un mercado con gran potencial de crecimiento.

De cara al ejercicio 2014 AstraZeneca anticipa una caída de los ingresos que podría ser de hasta un 5 por ciento, resultado nuevamente de una creciente competencia de los fármacos genéricos. Se trata de un impacto negativo que previsiblemente se repita en los próximos ejercicios. Este grupo estima que a partir del ejercicio 2017 podría reducirse significativamente este efecto y volver a la senda del crecimiento. Para finalizar, y en relación con su posible comportamiento en bolsa en el corto y medio plazo, señalar que su tendencia actual es claramente alcista, si bien el hecho de cotizar en niveles récords de los últimos años le podría restar capacidad de crecimiento.