L. Díaz Madrid | viernes, 10 de junio de 2016 h |

La acción de Almirall cotiza actualmente a 14,2 euros, situándose en la franja inferior de su rango de variación del último año. Se trata de un valor que cerró un ejercicio 2015 alcista y que inició un 2016 bajista llegando a ceder en esta primera mitad del año gran parte de lo ganado el año pasado. Desde comienzo de 2016 Almirall ha venido perdiendo posiciones de forma continuada y con cierta intensidad, marcando un mínimo a mediados de mayo en 12,7 euros. En las últimas semanas este valor ha ido recuperando algunas posiciones. En el acumulado del año Almirall ha cedido un 22 por ciento, caída similar a la que presenta en la comparación interanual, en ambos casos comparando mal con la media del sector.

Analizando un periodo temporal más amplio se aprecia la evolución alcista que experimentó Almirall entre mediados de 2014 y finales de 2015, acumulando en ese año y medio una subida del 80 por ciento. Aunque ya ha perdido gran parte de esas plusvalías, si se compara su precio actual con su posición a mediados de 2014 aún presenta una ganancia más que significativa, del 40 por ciento.

Este grupo publicó recientemente los resultados correspondientes al primer trimestre del año en curso. Sus ingresos ascendieron a 201 millones de euros, un 7,5 por ciento inferiores a los del pasado año; mientras que las ventas netas, que representan el 92 por ciento de esta cifra, experimentaron un incremento del 2,7 por ciento, la partida de otros ingresos disminuyó más de la mitad, un 56,7 por ciento, hasta los 16 millones de euros. El pasado año esta rúbrica recogió un impacto positivo de un pago puntual de AstraZeneca derivado de un acuerdo de comercialización.

El margen bruto sobre ventas se comportó bien, aumentando en 40 puntos básicos hasta el 70,5 por ciento. Por su parte el beneficio neto ascendió a 21,7 millones de euros, un 49,7 por ciento inferior al del mismo periodo del año anterior

Crecimiento del ‘dermo’

Por áreas de negocios cabe destacar la creciente contribución a las cifras del grupo del área de dermatología, con un crecimiento en el año del 13 por ciento hasta representar actualmente el 43 por ciento de las ventas del grupo.

La inversión en I+D en este primer trimestre ascendió a 19,2 millones de euros, presentando un ratio sobre ingresos del 9,5 por ciento, en línea con la media del sector. Actualmente este grupo presenta 3 proyectos de investigación en Fase III en Estados Unidos y en la UE, con ventas anuales estimadas de cada uno de ellos de 60 – 100 millones de euros.

Este grupo mantiene su objetivo estratégico de compaginar el crecimiento orgánico con adquisiciones puntuales que complemente su actual cartera de productos, especialmente en las áreas de dermatología y estética.

Para el ejercicio 2016 la compañía farmacéutica española estima un crecimiento de los ingresos y del Ebita en el entorno del 5 – 10 por ciento (estimaciones realiadas considerando un tipo de cambio constante).