EL GLOBAL Madrid | miércoles, 05 de marzo de 2014 h |

El presidente saliente de Roche, Franz Humer, ha aprovechado su marcha para lanzar un mensaje a las autoridades europeas. En unas declaraciones recogidas por el portal de noticias First Word Pharma, Humer advirtió que es necesario que los países de la UE valoren la innovación adecuadamente si desean que la industria farmacéutica mantenga sus inversiones en el Viejo Continente. “Si esas inversiones se van, es difícil que vuelvan”, sentenció. Para evitarlo, dijo, será necesario que “administraciones e industria diseñen de una nueva fórmula que valore la innovación por su efectividad y su aportación social”.

Asimismo, Humer hizo algunos apuntes sobre el futuro del laboratorio suizo. Concretamente, se refirió a la posibilidad, muy comentada en estos días en los medios especializados internacionales, de que Roche se lance a una nueva adquisición, ahora que se aproxima a liquidar la deuda contraída para la compra de Genentech.

A este respecto, el ya expresidente se mostró convencido de que la acumulación de liquidez que ha conseguido la compañía ofrece buenas posibilidades al respecto. A pesar de ello, Humer reconoció que, de producirse, la adquisición en cuestión tendría que ser razonable a nivel científico, estratégico y financiero. “No hay ninguna necesidad de gastar por gastar”, remarcó.