GM Madrid | lunes, 15 de diciembre de 2014 h |

El Hospital Clínico San Carlos ha puesto en marcha la Unidad de Hospitalización Domiciliaria para el alta precoz de recién nacidos prematuros de bajo peso que cumplan unos criterios médicos, entre los que se encuentran que sean capaces de alimentarse por boca, no necesiten medicación parenteral, curva de peso ascendente y una situación clínica estable.

Con esta iniciativa se pretende, por un lado, minimizar el tiempo de ingreso en el hospital del recién nacido de bajo peso, disminuyendo la posibilidad de infecciones nosocomiales, facilitando la lactancia materna, y promoviendo y acrecentando el vínculo entre los padres y el hijo. Con la disminución de la estancia de estos bebés en el centro, se mejora además la continuidad asistencial entre el hospital y los centros de salud.

Las visitas domiciliarias las realiza una enfermera de la unidad, que hace una valoración general tanto del bebé como de su entorno, en aspectos como hidratación y color de la piel, temperatura, higiene y alimentación, además de asesorar a los padres.

La primera visita se lleva a cabo al día siguiente de ser dado de alta, y las siguientes se programan en función de las necesidades del niño y su familia. El seguimiento diario se hace mediante entrevista telefónica con la enfermera, que comprueba la evolución del bebé y resuelve las dudas que surjan a sus padres. El neonatólogo, la trabajadora social y la psicóloga de la unidad supervisan el proceso, interviniendo en los momentos en que sea necesario.

Los padres disponen de un teléfono de fácil acceso con el que pueden comunicarse con los profesionales durante las 24 horas del día. Los padres del niño que voluntariamente han decidido participar en este programa de alta precoz, previo al alta hospitalaria, reciben asesoramiento, que se da de forma conjunta a todos los padres interesados a través de la Escuela de Padres del Servicio de Neonatología, en sesiones programadas y también de manera particular y personalizada a cada caso en sesiones específicas en las que se detalla en qué consiste el programa, la alimentación, control de peso, higiene, cuidados generales y especiales para cada caso concreto.

Integrada por neonatólogos, enfermeras especializadas en cuidados neonatales, una trabajadora social y una psicóloga, la Unidad de Hospitalización a Domicilio de Neonatología está altamente especializada.