José Martínez Olmos

Secretario general de Sanidad del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad

| 2011-08-26T16:18:00+02:00 h |

Pregunta. El sector se encuentra con que no se le paga y encima se les recorta.

Respuesta. Al sector no le recortamos, aunque el efecto sea ese. El sector se equivoca si cree que las medidas van contra ellos. Las medidas son para conseguir el mejor precio posible en un medicamento que ya no tiene patente. No puedo aceptar que se diga que estas medidas van en contra de la farmacia, va a favor de los ciudadanos.

P. Pero los ingresos bajarán.

R. Esas son las reglas del juego, y las tenemos que asumir. La farmacia se tendrá que plantear si el modelo de retribución con el que vive es el adecuado o no, pero ese es otro debate.

P. ¿El ministerio estaría dispuesto a estudiar un cambio de modelo retributivo?

R. Este es un tema que afecta a 17 más uno, y nadie lo tiene encima de la mesa. Pero siempre he dicho que, en relación con el modelo retributivo, si alguien quiere un cambio primero lo tiene que pedir el sector, y que no puede costar más de lo que cuesta ahora.

P. ¿Es posible dar un mensaje de confianza al sector?

R. El mensaje de confianza es decir que el sistema es sostenible. Esa es nuestra tesis y trabajamos por ello. Si el sistema es sostenible, el sector es sostenible. No es lo mismo las medidas que se toman en un entorno de crecimiento económico que en uno de recesión. En este contexto en el que vivimos es muy difícil asegurarle a nadie predictibilidad. Creo que el sector está haciendo un trabajo muy importante por los ciudadanos aunque parezca, con las medidas que se están tomando, que no se tiene en cuenta. Todo lo contrario. Tenemos que intentar que las medidas se centren en medicamentos no protegidos por patente, o que se proteja a las farmacias pequeñas.

José M. López

Madrid

La modificación de la Ley de Garantías por medio del RDL 9/2011 va a cambiar la forma de trabajar de los profesionales sanitarios al hacer obligatoria la prescripción por principio activo (PPA) y porque optimiza al máximo la eficiencia de la prestación farmacéutica en el ámbito de los medicamentos sin patente gracias al cambio en el Sistema de Precios de Referencia (SPR). Así lo explica a EG José Martínez Olmos, secretario general de Sanidad.

Pregunta. Es el tercer RDL que se aprueba en año y medio con medidas contra un sector que representa solamente un 1,5 por ciento del PIB. ¿Por qué?

Respuesta. En este tiempo hemos tenido conflictos con algunas comunidades y el sector nos ha pedido homogeneizar. Las autonomías están buscando ahorros ahí donde se puede. Y hay margen de ahorro en los medicamentos no cubiertos por patente. No es que sea la partida más importante, pero es en la que se puede actuar.

P. ¿El mercado sin patente, tiene un volumen tan grande como para poder ahorrar 2.400 millones de euros?

R. Lo tiene, porque hay economías de escala. Si se cogen todos los medicamentos que van a estar incluidos en los conjuntos intercambiables que hemos definido y se calcula el coste del número de unidades vendidas al precio menor, sale ese ahorro.

P. ¿Es posible que tras estas medidas el próximo paso sea la desfinanciación?

R. No. Desde que gobernamos hemos tomado decisiones de control del gasto que han sido eficaces. Ahí están las cifras. Creo que la solución es seguir haciendo una financiación selectiva y luego agilizar la incorporación de genéricos al mercado. Tampoco creo que el futuro sea seguir buscando grandes ahorros en el terreno farmacéutico porque probablemente, con estas medidas, estamos ya en una situación en la que prácticamente se ha logrado la máxima eficiencia en el terreno de los medicamentos no protegidos por patente.

P. ¿Eso también se podía haber afirmado el año pasado?

R. El año pasado se dio un paso muy importante, pero aún quedaba camino, y lo hemos avanzado. De hecho, algunas comunidades habían ido en esa dirección.

P. Uno de los objetivos del RDL es la homogenización de todas las medidas autonómicas, pero no hay ninguna herramienta para evitar que vuelvan a producirse.

R. El problema no es evitar esas iniciativas. No se puede ni se debe evitar lo que es competencia jurídica de una comunidad autónoma. En todo el ámbito de los medicamentos sin patente había margen, pero como ahora ya se ha generalizado el ahorro no se hace necesario realizar nuevas medidas por parte de las autonomías. Ese es el valor político del RDL.

P. A este respecto, ¿se va a retirar el recurso de inconstitucionalidad al catálogo gallego?

R. Estoy seguro de que no. Hay un conflicto de competencias que se debe resolver jurídicamente.

P. En lo que se refiere a las licitaciones a través de precio seleccionado, ¿por qué se habla de grupos de medicamentos y no de conjuntos? ¿Se piensa en grupos terapéuticos?

R. Nosotros no lo interpretamos así. Aquí se plantea una posibilidad, que se tendrá que desarrollar mediante un real decreto, para conseguir un mayor ahorro por volumen de ventas.

P. Esta modificación de la Ley de Garantías busca mejorar el sistema a medio plazo, pero ninguna de las medidas puestas en marcha va a generar más ingresos para el sistema. ¿No es así?

R. Ahí hay una responsabilidad de las autonomías. El año pasado tomamos decisiones que entre el capítulo de personal y farmacia ahorraban 4.500 millones de euros. Ahora otros 2.400. Creemos que ese dinero debería quedar en el ámbito sanitario. Además, somos partidarios de que la financiación adicional de 8.000 millones de euros, que son independientes de las elecciones, se queden en gran parte en la sanidad. Por otro lado, el Gobierno puso a disposición de las comunidades 2.500 millones de euros a través del ICO para pagar a proveedores. Instrumentos estamos poniendo y las autonomías deben asumir su responsabilidad, aunque entiendo que no es una situación fácil.

P. En cuanto al Sistema de Precios de Referencia, cambia totalmente y se entra en un sistema continuo sin órdenes. ¿No cree que se pierde seguridad jurídica?

R. No. Las reglas del juego están claras. Cada vez que aparezca un nuevo genérico se crea un conjunto automáticamente, sin esperar más trámites. La eficacia legal y jurídica es la misma. Es algo que nos han pedido específicamente las comunidades. Hay más agilidad en conseguir los ahorros.

P. Los fabricantes de genéricos argumentan que la inmediatez en la creación de los conjuntos les impide un desarrollo suficiente para competir con las marcas. ¿Cree usted que es así?

R. Creo que no. Aquí pasará que habrá laboratorios que lo harán mejor y otros peor, sean de genéricos o no. Va a depender de su estructura. No hay que diferenciar entre tipos de laboratorios, porque el cambio fundamental es la prescripción por principio activo.

P. Y la excepción en la PPA a los medicamentos y sus licencias si no hay genéricos. ¿Busca salvar a la industria nacional?

R. Es un tema conceptual. En el caso de un medicamento bajo patente que tenga en su caso alguna licencia, no tiene sentido la PPA desde el punto de vista del ahorro. Es verdad que en este caso se podría perjudicar a las compañías nacionales con licencias, pero como no buscamos dañar deliberadamente a nadie y aquí no se ahorraría, no se obliga.

P. Sobre los medicamentos con más de diez años sin genérico comercializado, ¿no cree que si no hay genérico es porque no hay interés comercial en los mismos, como los huérfanos?

R. Esa medida excluye a los medicamentos huérfanos, que se les aplica un descuento del 4 por ciento. Lo que comenta del interés comercial de los productos puede ser cierto, pero al final lo hemos vinculado a que no haya protección efectiva de patente en ningún país de la Unión Europea.