Los expertos destacan la necesidad de tratar diferenciadamente la piel del niño

Debe extremarse el cuidado con la exposición solar para evitar melanomas

| 2010-03-05T13:28:00+01:00 h |

Javier Granda Revilla

Barcelona

La séptima edición del Curso de Dermatología Pediátrica Dermopediatrics, organizada por los doctores Ramón Grimalt y Juan Ferrando con el patrocinio de Ferrer, reunió la pasada semana a 400 pediatras y dermatólogos, que repasaron las principales novedades clínicas y terapéuticas en este campo. Los ponentes coincidieron en señalar las destacadas diferencias entre la piel del niño y del adulto, por lo que consideraron imprescindible tratar la piel de manera diferenciada.

El programa científico fue inaugurado por Josep Malvehy, coordinador de la Unidad de Melanoma del Hospital Clínic de Barcelona, que recalcó la importancia de controlar de manera adecuada los lunares en el paciente pediátrico. Además, llamó la atención sobre el aumento exponencial de la incidencia del melanoma en adultos cada vez más jóvenes. Esta enfermedad tiene su origen en los primeros años de vida y está relacionado con la cantidad de sol recibida, por lo que debe tenerse precaución con la exposición solar.

Por su parte, Mario Cutrone, uno de los referentes mundiales en piel del neonato, pronunció una conferencia magistral sobre este asunto y manifestó que una inmensa mayoría de los recién nacidos, el 90 por ciento, presentan alguna alteración dermatológica, incluida la dermatosis neonatal transitoria. De ellos, según él, los cuadros realmente patológicos son sólo el 2 por ciento y se deben a manifestaciones cutáneas genéticas, infecciones dermatológicas o nevus.

De otro modo, Grimalt, profesor asociado de Dermatología de la Universidad de Barcelona, presentó dos ponencias centradas en la dermatitis seborreica y su relación con otras enfermedades y el aumento de alergias y eczemas en la población española, con porcentajes que rozan el 30 por ciento.

Enfoque práctico del acné

Por otro lado, Aurora Guerra, jefa del servicio de Dermatología del Hospital 12 de Octubre de Madrid, centró su intervención en el enfoque práctico del acné, y repasó los pasos a seguir por el profesional: reconocer el comedón (espinilla) para realizar el diagnóstico correcto y evaluar la gravedad del acné para elegir el tratamiento de manera adecuada.

Uno de los temas más novedosos tratados fue el manejo de la piel negra, a cargo del pediatra del Hospital General de Vic Eudald Sellarés. Pese a que los pacientes de piel negra no presentan diferencias notables de los de piel blanca, estimó que debe prestarse atención a enfermedades raras, como melanosis pustulosa neonatal transitoria y acropustulosis.

Por su parte, Eulalia Baselga, dermatóloga del Hospital de la Santa Creu y Sant Pau de Barcelona, alertó sobre las erupciones cutáneas pediátricas, tanto frecuentes como raras, causadas por los fármacos sistémicos.