L. Díaz Madrid | viernes, 07 de marzo de 2014 h |

La acción de Grifols cotiza actualmente a 41,0 euros tras cerrar la semana con una subida del 3,3 por ciento. El perfil mostrado por este valor en el último año ha sido eminentemente alcista, sobre todo en la segunda mitad de 2013 y en los primeros compases de 2014. Esto le ha llevado a acumular una ganancia en la comparación interanual del 49 por ciento, más del doble de la subida media del sector, situándose entre los valores integrantes del Índice Global con mejor evolución en el último año.

Los últimos resultados publicados por este grupo farmacéutico corresponden al cierre del cuarto trimestre del pasado año. La facturación acumulada de 2013 ascendió a 2.747 millones de euros con un crecimiento interanual del 4,8 por ciento. No obstante, depurado el impacto negativo del tipo de cambio el crecimiento en el año se situaría en el 7,4 por ciento.

El nivel de diversificación internacional de la compañía se pone de manifiesto al constatar que el 92,2 por ciento de sus ingresos se generaron en los mercados internacionales presentando un incremento interanual del 5,2 por ciento. Cabe destacar el peso creciente del negocio en Estados Unidos y Canadá, generando en 2013 el 62 por ciento de las ventas del grupo, con un crecimiento en el año del 3 por ciento (6 por ciento sin tipo de cambio).

En Europa habría que diferenciar su comportamiento fuera de España, donde mostró signos de recuperación con un incremento del 4,5 por ciento, mientras que en España y Portugal las ventas continuaron cayendo (-2,4 por ciento). Eso sí, la caída se produjo a un ritmo sensiblemente menor al del ejercicio anterior (-5,9). La estrategia de esta compañía se ha basado en una potenciación de su presencia internacional. De este modo, el pasado año la compañía abrió una delegación en Dubai con el objeto de extender su presencia en Oriente Medio.

Áreas de negocio

En cuanto a lo que se refiere a áreas de negocio, la división de biociencia generó el 89,3 por ciento de las ventas del grupo con un crecimiento en el año del 5,3 por ciento. La división de diagnóstico aportó el 4,7 por ciento del total con una caída interanual del 4,3 por ciento. Por otro lado, la división hospitalaria generó el 3,5 de los ingresos presentando un crecimiento del año 1,3 por ciento. Y por último la división de materias primas aportó el 2,4 por ciento, repitiendo las ventas del ejercicio anterior.

Por otro lado, el grupo farmacéutico catalán ha sabido compaginar este crecimiento del negocio con una mejora de sus ratios de rentabilidad. En este sentido, cabe destacar que el ratio Ebitda (beneficio antes de impuestos, intereses y amortizaciones) sobre ventas aumentó el pasado año 144 puntos básicos, hasta el 31,5 por ciento, mientras que el beneficio neto de este ejercicio ascendió a 346 millones de euros, un 35 por ciento más que en igual periodo del ejercicio anterior, representando un porcentaje sobre las ventas del 12,6 por ciento frente a un 9,8 por ciento en 2012.