| viernes, 04 de mayo de 2012 h |

Las dificultades por las que atraviesa el país se reflejan en la situación en la que se encuentra la industria farmacéutica radicada en España. Por ese motivo, es fundamental que esta reciba los máximos apoyos para, por lo menos, mirar al futuro de una manera más optimista. Un apoyo que, por ejemplo, ofreció el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha y uno los máximos responsables del PP en esta área, José Ignacio Echániz, a una de las industrias farmacéuticas que se ubican en su comunidad: Reig Jofré. El consejero de Sanidad castellano-manchego destacó la importancia industrial estratégica de la planta de Reig Jofré en Toledo, con una capacidad anual de 70 millones de unidades de antibióticos orales e inyectables estériles, así como sus esfuerzos en materia de internacionalización. Algo es algo.