Premios Fundamed

La patronal estatal de oficinas de farmacia celebra el 25 de junio su Asamblea general, que dará el pistoletazo de salida a las elecciones

A pesar de que las elecciones deberían celebrarse, como pronto, a finales de julio, es previsible que se aplacen hasta el mes de septiembre

| 2009-06-21T18:30:00+02:00 h |

J. N.

Madrid

La reciente celebración del X Congreso Nacional de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE) sirvió como aperitivo de la Asamblea general que tendrá lugar el 25 de junio. Una Asamblea general que se convertirá en el punto de salida para la renovación de la presidencia y el resto de la Junta Directiva en unos comicios que, a pesar de que se deberían celebrar a finales de julio, podrían retrasarse hasta principios de septiembre para que ningún farmacéutico que desee votar se vea impedido de hacerlo por estar de vacaciones.

Además de ser una Asamblea general especial para la patronal estatal de oficinas de farmacia por el hecho de que desembocará en un periodo electoral, ésta cobrará una mayor relevancia por el entorno que en la actualidad rodea al sector. Así, el proceso que se abrirá tras la Asamblea general tendrá un punto esencial para el futuro de la patronal: la caída de rentabilidad de la oficina de farmacia en un marco en el que la crisis económica afecta a todo el país.

Las deducciones recogidas en el “nefasto” Real Decreto 5/2000, que se ampliarán a partir de septiembre con la puesta en marcha del denominado Real Decreto de Mutualidades, constituyen las principales amenazas para la rentabilidad económica de las oficinas de farmacia. Un aspecto que la FEFE que salga tras los comicios tendrá como principal asignatura a superar.

Sobre este asunto, el último Observatorio del Medicamento publicado por la patronal estatal reseñaba que el beneficio de las oficinas de farmacia españolas disminuyó en los últimos diez años hasta en un 9 por ciento. “Las deducciones están llevando la rentabilidad de las farmacias a unas cifras que, dependiendo de su volumen de ventas, pueden rozar límites de subsistencia y tienen consecuencias sobre la inversión, el empleo y la fiscalidad”, señaló.

Esa pérdida de rentabilidad constituye un obstáculo para que la oficina de farmacia haga nuevas inversiones para afrontar el futuro. Inversiones como la implantación de la receta electrónica, la informatización, la ampliación de la cartera de servicios o la mejora de los espacios de atención, requieren un desembolso económico y, según comentó recientemente la presidenta de FEFE, Isabel Vallejo, que comunicará en la Asamblea general si se presenta o no a la reelección, “el equilibrio entre inversión y rentabilidad está llegando a un punto crítico”.

El modelo de farmacia

Otra cuestión que se plantea en el horizonte de la patronal estatal es la defensa del modelo español de farmacia. Las recientes sentencias del Tribunal de Luxemburgo acerca de los denominados ‘caso italiano’ y ‘caso alemán’ han dado un impulso de optimismo frente a las pretensiones liberalizadores que provenían de la CE.

Sin embargo, y a pesar de que se han ganado estas dos batallas y se ha conseguido que la máxima instancia judicial europea se haya pronunciado a favor de que los Estados miembro tengan la competencia de reservar la propiedad de las oficinas de farmacia a los farmacéuticos, el dictamen motivado abierto contra España no se ha solucionado de manera definitiva. “Habría que solicitar el archivo de este dictamen”, adelantó Vallejo. Algo en lo que FEFE deberá colaborar en el futuro.

Asimismo, encima de la mesa se encuentra todavía la denominada ‘cuestión prejudicial asturiana’. A pesar de haber perdido fuerza tras haberse pronunciado el Tribunal de Luxemburgo en el ‘caso italiano’ y el ‘caso alemán’, se espera a que el 10 de septiembre el abogado general emita su informe para ver si se sigue la línea mantenida por el tribunal respecto a los criterios de planificación. Respecto a los baremos… Ésa no es una guerra en la que se haya metido FEFE.

Recurso a la multa de la CNC

A pesar de que la rentabilidad y la defensa del modelo son y serán temas muy importantes en el futuro de la patronal estatal, existe un asunto que recientemente ha provocado una convulsión en el seno de FEFE: la multa impuesta por la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) por el presunto intento de realizar un “boicot colectivo al divulgar informaciones falsas o negativas” a las farmacias sobre Laboratorios Davur. La preocupación en la patronal es evidente debido a la cuantía de la multa, 400.000 euros, pero la actual dirección confía en que prospere el recurso interpuesto ante la Audiencia Nacional.

En este sentido, FEFE ya pidió que no se ejecutase la sentencia hasta que se resolviese el recurso contra una sanción que, desde la patronal, consideran “incongruente”. “FEFE no es un operador de mercado y, en ningún momento, ha hecho o ha intentado hacer ninguna clase de boicot comercial”, precisaron fuente de la patronal.

Además de estos temas puntuales, la nueva FEFE deberá lidiar con temas cotidianos: trazabilidad, falta de suministro, impulso de medicamentos genéricos…