La patronal de la distribución pasa por los momentos más difíciles desde su constitución en 1977
| 2008-10-19T18:03:00+02:00 h |

juan nieto

Madrid

Las diferencias existentes entre los socios de la patronal de la distribución española, Fedifar, plasmadas en la ‘hoja de ruta’ de Cofares para reformar los estatutos de esta organización y en la contrapropuesta realizada por Asecofarma, parecen haber llegado a un callejón sin salida. La situación se ha enquistado y, según miembros de la patronal, puede derivar en los próximos días en ruptura.

El clima de enfrentamiento se recrudeció hace dos semanas, al aprobarse en la asamblea de Asecofarma un documento que, según se asegura desde Cofares, “no tiene nada que ver con la propuesta que nosotros presentamos ante la Comisión Delegada y la Junta Directiva de Fedifar y que, por supuesto, fue aprobada”.

La polémica sobre si la propuesta de Cofares fue aprobada o no, ha sido para ésta la gota que ha colmado el vaso. Así, mientras que desde la cooperativa con mayor cuota de mercado de nuestro país se insiste en que el documento fue aprobado, desde Asecofarma se incide en que no fue así, motivo por el que su asamblea aprobó un texto alternativo para presentarlo en la Junta Directiva que se celebrará la primera semana de noviembre.

Actas de la reunión

El hecho de que aprobase o no la propuesta de Cofares debería ser esclarecido por el acta de la sesión de la reunión donde se debatió la propuesta. Sin embargo, a pesar de pedir al director general de Fedifar, Miguel Valdés, la confirmación de este extremo, éste rehusó atender a EG.

Precisamente, la labor del director general de Fedifar es un punto que Cofares puso en cuestión en su propuesta de reforma de los estatutos, ya que esta cooperativa considera que la figura del director general debería ser reforzada para que tenga “toda la capacidad de gestión operativa de la federación” y ofrezca una imagen sólida de ésta de cara al exterior.

Junto a esta reivindicación realizada por Cofares, “para dotar de mayor relevancia y profesionalización a la Dirección General”, en el trasfondo de esta confrontación se encuentra el tema esencial: la representación de los asociados en los órganos de gobierno de Fedifar. Y más concretamente, en la capacidad decisoria real que pueden tener aquellos asociados con una mayor cuota de mercado.

En este sentido, desde Cofares se propuso que algunas votaciones sobre temas relevantes se llevasen a cabo teniendo en cuenta la cuota de mercado, siempre y cuando así lo solicitasen tres asociaciones. Una medida que, según fuentes de Cofares, “respondería mejor a la lógica del peso específico de cada asociado”. Circunstancia que, desde la asamblea de Asecofarma se rechazó de pleno.

Esta cuestión es clave, ya que las asociaciones con mayor cuota de mercado se quejan de que a pesar de que tienen más peso específico éste no se traduce en las votaciones dentro de la federación. Algo que, según éstas, se agravaría el mes de diciembre, al revisar las cuotas de mercado, ya que sus previsiones señalan que mientras ellas subirán el resto de las asociaciones bajarán.

Por otro lado, al ser la Asamblea General la que designa al presidente, tesorero y contador, y la Junta Directiva la que nombra al secretario general, la representatividad en estos órganos es muy importante. En este sentido, la ‘hoja de ruta’ de Cofares cuestionaba que los actuales miembros de gobierno de Fedifar, como es el caso de su presidente, Antonio Mingorance, continúen en sus cargos una vez que se renueven los estatutos. Un punto con el que no coincidió Asecofarma.

Con este mapa parece que Fedifar está abocada al abismo. “Es posible que la Federación no tenga más recorrido, aunque se ha hecho todo lo posible”, dicen fuentes de Fedifar.

Las dificultades por las que atraviesan pequeños mayoristas por la distribución directa que realizan algunos laboratorios han llevado a éstos a advertir a las autoridades sanitarias de los graves perjuicios económicos que puede conllevar. Así, precisan que el que se corte el suministro a los distribuidores “está po-niendo en riesgo cerca de un millar de puestos de trabajo y en cuarentena el modelo solidario de distribución farmacéutico español”.

Por este motivo, fuentes de los pequeños y medianos distribuidores manifestaron a EG que confían en que el Ministerio de Sanidad tome cartas en el asunto e intervenga próximamente para terminar con esta situación ya que “los distribuidores pequeños no aguantaremos ni dos meses”. “Creemos que es un problema que ha llegado al ministerio y que, seguramente, éste intervendrá para poner fin a los suministros selectivos”.