EL GLOBAL Madrid | jueves, 17 de diciembre de 2015 h |

La Federación de Distribuidores Farmacéuticos (Fedifar) quiere llevar la Navidad a los campos de refugiados y desplazados de Mabán (Sudán del Sur). En este lugar se está viviendo una situación dramática, ya que concentra a más de 130.000 personas que han huido de la guerra civil que vive el país, que hace cuatro años obtuvo la independencia. Para ‘distribuir’ esta Navidad, Fedifar ha realizado una donación de 7.400 euros para apoyar el trabajo que están llevando a cabo la ONG Entreculturas y el Servicio Jesuita al Refugiado (SJR), acompañando a los más vulnerables (mujeres y niñas, personas mayores y personas con discapacidad), ofreciendo apoyo psicosocial y aportando acceso a la educación a pesar del contexto de inseguridad o de temporalidad.

El presidente de Fedifar, Eladio González, resaltó que “se trata de una pequeña ayuda, de poner un granito de arena para distribuir un poco de Navidad a las gentes que están padeciendo las consecuencias de eso que se llama guerras olvidadas”. El máximo responsable de la patronal de la distribución farmacéutica de gama completa agradeció la colaboración realizada por los asociados de Fedifar para llevar a cabo esta donación y “poder contribuir en lo posible a aliviar el drama que estas personas que se encuentran en los campos de refugiados de Mabán”.

Asimismo, González destacó el encomiable trabajo que llevan a cabo Entreculturas y el Servicio Jesuita al Refugiado, ya que “es importantísimo ofrecer acceso a la educación a los menores y los jóvenes para que no pierdan su proceso formativo y sigan labrando sus oportunidades de futuro”. Y es que, tal y como señalan desde el SJR, “las escuelas suelen constituir un espacio de refugio y de estabilidad emocional para todos ellos”. Del mismo modo, este proyecto promueve actividades lúdicas y espacios de relación “en los que reflexionar acerca de lo que sucede e identificar maneras de contribuir a la construcción de la paz”.