J. R-T. Madrid | viernes, 07 de marzo de 2014 h |

La decisión del Servicio Andaluz de Salud (SAS) de ampliar siete meses el primer concurso de las subastas sigue acaparando reacciones contrarias de la industria. Si la patronal del genérico Aeseg, por medio de su presidente, Raúl Díaz-Varela, rechazó de plano el ‘argumentario’ de la Junta, desde Farmaindustria también han demostrado su contrariedad. “Entendemos que cualquier ampliación tiene que estar prevista en la resolución y no parece que haya base legal en la misma, por lo que no caben prórrogas, ya sea de forma unilateral o por la petición de una de las partes”, aseguró José Ramón Luis-Yagüe, director de relaciones con las comunidades autónomas de la patronal innovadora.

De la misma forma, Luis-Yagüe expresó que “la Ley de Garantías ha introducido salvaguardas” para que no existan inequidades en el sistema sanitario. En este sentido, el director de relaciones con las comunidades autónomas de Farmaindustria resaltó que las subastas de Andalucía “niegan a lo pacientes de esa región tratarse con medicamentos aprobados por las administraciones estatales”. Por otro lado, hizo referencia a que las subastas siguen en proceso judicial en el Tribunal Constitucional. “La medida es cuestionable en sí por invasión de competencia ya que el precio se fija a nivel nacional y no pueden existir diferentes precios según la comunidad autónoma”, manifestó.