| viernes, 24 de enero de 2014 h |

El compromiso de Pilar Farjas, secretaria general de sanidad, en la reunión celebrada en Bruselas la semana, es claro respecto a “hacer un seguimiento sobre las desigualdades de salud y las situaciones de riesgo” en nuestro país. En esa misma línea hablaron representantes de Bélgica, Gales o Irlanda. La llamada “capacidad de respuesta a las inequidades” clasifica en tres niveles los países según los datos del EuroHealthNet, datos que analizan el Instituto Internacional para la Salud y la Sociedad (UCL). Cada vez más se constata el interés por analizar el impacto de las medidas sanitarias en la salud de los ciudadanos de la UE. Por esto, la noticia que publica EG de que España baja un nivel y se clasifica como nivel 2 en su capacidad de respuesta a las inequidades debe hacer saltar la alarma. Los datos que analiza el UCL, y que compartió con los miembros de la UE en Bruselas, son de 2012.

En España, un grupo de economistas de la salud también insiste en evaluar el impacto de los copagos, más allá del dato hecho público por la Generalitat de Cataluña respecto al impacto de las medidas sobre el número de recetas: 25 por ciento de reducción en diez meses. La consellería de Boi Ruiz es la única que ha analizado el impacto, aunque falta identificar si la reducción de recetas puede ocasionar abandonos de tratamientos, un efecto de inequidad no deseado, claro está. Una parte de esta reducción podría ser un consumo excesivo por acopio u otras razones.

Precisamente, lo único que hace que el presidente Mariano Rajoy y el líder de la oposición Alfredo P. Rubalcaba debatan en el Congreso sobre política farmacéutica es el copago hospitalario. La oposición recrimina que ni siquiera María Dolores de Cospedal lo aplicará en Castilla-La Mancha, pero Rajoy le recuerda el copago de los parados cuando gobernaba el PSOE. No es tanto que ambos tengan parte de razón, sino que sin escucharse no se avanzar.

Precisamente, alto y claro habló en el Congreso la diputada de CiU Concepció Tarruella: preguntó las razones de la restricción de vacunas en las boticas del estado español, frente al resto de países europeos. Pediatras, farmacéuticos y expertos se muestran en desacuerdo con la decisión de la Agencia Española de Medicamentos y PS al sacar dos vacunas (meningocócica y para la varicela) de la oficina de farmacia, y llevarla a la farmacia hospitalaria. Armonizar el calendario vacunal no tiene nada que ver con restringir la disponibilidad de vacunas, señala Fernando Redondo de FEFE, opinión que la secundan todas las patronales de la farmacia. Otro asunto más de equidad.

Entra en la página de Santiago de Quiroga en ElGlobal.net

También puedes seguir a Santiago de Quiroga en twitter: @SantideQuiroga

España se sitúa en el nivel 2 de países con capacidad de respuesta a las inequidades. En 2014 debe recuperar el nivel 1 perdido.

Pilar Farjas, secretaria general de Sanidad, se ha comprometido en Bruselas a realizar un seguimiento d e las desigualdades sanitarias.

Cataluña es la única comunidad que analiza el impacto de las medidas de copago. Falta saber si reducir recetas impacta en la salud.

Crece el acuerdo general sobre un fondo estatal para financiar medicamentos innovadores fuera de presupuesto… ¿O es que las comunidades tienen en cuenta los avances que llegarán cada año en sus presupuestos?

Contundente claridad de una encuesta de EG en farmacéuticos de Madrid: 80 por ciento a favor de cambiar el modelo actual, mejorándolo.