fRancisco rosa Madrid | viernes, 04 de octubre de 2013 h |

Las medidas para la reducción de la factura farmacéutica que han emprendido los dos últimos gobiernos han surtido sus efectos, como demuestran los datos periódicos que presenta el Ministerio de Sanidad. Tanto es así que, según unas estimaciones de Farmaindustria a las que ha tenido acceso EG, el gasto público español en farmacia podría representar solo el 0,98 por ciento del Producto Interior Bruto al final de 2013, con lo que quedaría por debajo, por primera vez, de la media estimada para la Eurozona (1,04 por ciento).

También se prevé una descompensación a la baja en lo que tiene ver con el gasto farmacéutico público per cápita de España frente a los países de la zona euro. Concretamente, las estimaciones de Farmaindustria apuntan a una cifra de 221, 9 euros en 2013, frente a los 299,7 euros de media que se estima van a gastar los países sujetos al euro. Aunque esto, lejos de ser noticia, es ya una tendencia que viene de años atrás.

Estas cifras se explican por el abrupto descenso del gasto farmacéutico público, tanto en oficinas de farmacia como en el ámbito hospitalario. Así, la caída estimada por la patronal para el mercado retail podría alcanzar el 10 por ciento con respecto a 2012, y pasaría a situarse en el entorno de los 8.793 millones de euros. El ahorro generado en este ámbito podría alcanzar el 31 por ciento a finales de año con respecto al máximo de 12.722 millones registrado en mayo de 2010.

En lo que tiene que ver con el gasto público farmacéutico en los hospitales del SNS, las previsiones no son más halagüeñas de aquí a final de año. Se espera una caída del 3 por ciento respecto a 2012, al pasar de los 4.490 millones a los 4.355 millones al término del presente ejercicio.

En suma, el gasto farmacéutico total podría alcanzar los 13.148 millones a cierre de 2013, y las previsiones apuntan, como ya había adelantado IMS, que este descenso podría mantenerse, al menos, hasta 2015. Para ese año, Farmaindustria prevé que el gasto total habrá caído hasta los 12.502 millones de euros, una cifra que está por debajo de lo que se dejaba el sistema público en medicamentos dispensados en oficina de farmacia en 2010.

Novedades terapéuticas

Un dato que sorprende dentro de las estimaciones realizadas por la patronal tiene que ver con el peso de los productos modernos (los que llevan menos de tres años en el mercado, según Farmaindustria). Al parecer, la cuota de estos productos ascendía ya al 3,6 por ciento en junio de 2013 en el ámbito hospitalario, frente al 3 por ciento en las oficinas de farmacia. Con este dato quedarían atrás los retrocesos experimentados en 2011 y 2012. Concretamente, en el pasado ejercicio representaron un 2,7 por ciento en hospitales y un 2,8 por ciento del mercado retail.

En cambio, el peso de los medicamentos a precio de genérico no ha parado de subir en los últimos años. En junio de 2013 ya suponían un 67,7 en unidades y un 40,2 en valores sobre el mercado total. El primer crecimiento significativo de la cuota de estos medicamentos se produjo en el ejercicio 2011, cuando prácticamente consiguieron doblar la cifra registrada en el año anterior.