Alberto Cornejo Madrid | viernes, 21 de febrero de 2014 h |

Pregunta. Una duda. Shalom según tu documentación. ‘Charlie’ en el día a día. ¿Cuál es la explicación?

Respuesta. Todo el mundo me llama Charlie, pero no sé por qué. Desde pequeño me llaman así, pero créeme que desconozco el motivo.

P. A ver si con esta tengo más suerte. Australiano… ¿Con acento andaluz?

R. Esto sí te lo puedo explicar. Es la consecuencia de tantos años visitando España y tantas horas de conversación con amigos y compañeros andaluces como María José Faus, Fernando Martínez o Manolo Machuca. Ellos son los ‘responsables’ de que yo diga pescaíto, Graná… Siempre que vengo a España me sale el acento.

P. Profesor, entremos ya en materia. ¿Qué nota nos pone en Atención Farmacéutica?

R. En la teoría os pongo un nueve sobre diez. En esto, España va sobrá, como decís aquí. La farmacia conoce la metodología y los procedimientos. Ahora bien, si pasamos a la práctica…

P. Ahí pinta suspenso, ¿no?

R. Me duele decirlo, pero así es. En la práctica no aprobamos.

P. ¿También te apuntas el cate?

R. Claro, yo también me incluyo, como persona involucrada en el reto de impulsar la Atención Farmacéutica española. Por ejemplo, se habla de carteras de servicios regionales, pero sin suficiente evidencia científica. Existen muchos proyectos, pero sin el enfoque correcto.

P. Como juez y parte, pon tú mismo los deberes para recuperar.

R. El primer deber sería que todas aquellas carteras de servicios regionales que puedan surgir, todas ellas lícitas, pongan su foco en el sistema sanitario y no en el farmacéutico. El segundo, sería racionalizar los recursos económicos en menos proyectos pero más conjuntos. El último, sería preparar a la propia profesión farmacéutica para el cambio.

P. Otra duda. Nuestra Atención Farmacéutica merece más atención… ¿Farmacéutica o administrativa?

R. De ambos lados. La profesión farmacéutica es responsable de poner sobre la mesa toda la evidencia científica de esta herramienta, pero tampoco estoy seguro que a nivel político entiendan aún suficientemente este concepto.

P. La Universidad de Sidney recibe a nuestros ‘incomprendidos’ jóvenes investigadores en Atención Farmacéutica. ¿Cazatalentos?

R. ¡Los recibimos con los brazos abiertos! Ojalá pudiéramos ayudar a todos, pero al final solo podemos hacerlo con los mejores. Es una pena ver como este grupo de jóvenes investigadores no tiene recorrido en su país. España y sus universidades deberían considerar tanta pérdida de talento, pero mientras no se creen departamentos de Práctica Farmacéutica, su futuro es muy limitado.

P. Fuga de cerebros. ¿Parte de la marca España?

R. Aunque tengan que emigrar, tenéis la suerte de que todo español siempre quiere regresar a su país. Ellos también.

P. Como aficionado al remo, ¿quién debería ser nuestro timonel y guiar a la Atención Farmacéutica por el canal correcto?

R. En España ya tenéis un perfecto timonel: el Foro de Atención Farmacéutica en Farmacia Comunitaria. Lleva años señalando ese canal.

P. Ya, pero si los remeros no atienden consignas, van descoordinados y reman en círculos… ¡Esto no avanza!

R. Es cierto que la regla número 1 del remo es la coordinación. No estoy en contra de que cada región quiera viajar en su propio barco, pero deben saber que el futuro pasará por ir todos en una misma embarcación.

“Santo y seña de la Atención Farmacéutica”. “Maestro”. “Trabajar con él es apostar a caballo ganador”. Manifestaciones así de profesionales españoles resumen el extenso currículum de Charlie Benrimoj (1949). En el reto de desarrollar esta práctica, la farmacia española cuenta con la ayuda de este profesor de la Universidad Tecnológica de Sidney. Participa en el Proyecto conSIGUE y es colaborador del Grupo de Investigación en Atención Farmacéutica de Granada. Es su pasión. La profesional, ya que la personal va ligada al fútbol. Como los marineros y sus novias, tiene equipos en cada ‘puerto’: “Real Madrid, Manchester United, Granada…”, enumera. En 2010 recibió el Premio André Bedat de la FIP, el ‘Balón de Oro’ farmacéutico. El 23 de junio, España y Australia se enfrentan en el Mundial. No pidamos su apoyo: “que gane Australia”, dice.