EL GLOBAL Madrid | jueves, 30 de enero de 2014 h |

La secretaria general de Sanidad, Pilar Farjas, junto al director del Instituto de Salud Carlos III, Antonio Andreu, ha inaugurado la reunión de lanzamiento de la Acción Conjunta de la Unión Europea sobre Enfermedades Crónicas. España lidera a los 25 países participantes y la coordinación corresponde al Ministerio de Sanidad y el Instituto de Salud Carlos III.

La Acción Conjunta sobre Enfermedades Crónicas es, de hecho, una de las propuestas a las que la Comisión Europea ha concedido mayor financiación (casi cinco millones de euros), en el marco del plan de trabajo de 2013 del segundo Programa de Acción Comunitaria en el ámbito de la Salud (2008-2013).

Desde 2014 y durante los próximos tres años desarrollará sus actividades. “El objetivo es identificar y compartir buenas prácticas para hacer frente a las enfermedades crónicas, examinar los obstáculos en su prevención y tratamiento, y elaborar metodologías comunes para un mejor abordaje de la multi-morbilidad”, ha explicado la secretaria general, quien ha recordado que el 17 por ciento de los españoles tiene ya más de 65 años.

Asimismo, es una de las acciones conjuntas que cuenta con mayor número de estados miembros participantes, 60 organismos, 36 como asociados y 23 como colaboradores. Las entidades involucradas son tanto instituciones gubernamentales como ONG de 26 estados de la Unión Europea. Esta amplia participación permitirá tener un mayor efecto a escala comunitaria en el abordaje de las enfermedades crónicas, lo que repercutirá en la generación de un mayor número de buenas prácticas con eficacia y eficiencia probada.

Farjas ha destacado que el liderazgo de España en la coordinación de la Acción Conjunta sobre Enfermedades Crónicas de la Unión Europea pone de relieve la importancia que tienen las iniciativas que se están llevando en nuestro país para abordar la atención a las enfermedades crónicas y perseguir la innovación, eficiencia y sostenibilidad de nuestros sistemas de salud.

Otro aspecto relevante es la creación de un Foro de representantes de los ministerios de sanidad de los Estados Miembros, con el fin de involucrarlos en la orientación estratégica de la Acción Conjunta, generando sinergias con las agendas sanitarias nacionales, y contribuir a la sostenibilidad del trabajo sobre enfermedades crónicas, más allá de los tres años de duración de la Acción. Este Foro puede sentar las bases de una potencial red permanente de enfermedades crónicas a escala de la Unión, que mantenga las enfermedades crónicas y el envejecimiento saludable dentro de la agenda sanitaria, contribuyendo a las políticas sanitarias comunitarias y globales.