Premios Fundamed
Alberto Cornejo Gerona | viernes, 20 de mayo de 2016 h |

Basta un vistazo al curriculum profesional de Rosa Nuria Aleixandre para corroborar que, a partir del 26 de mayo (cuando tomará posesión), los farmacéuticos gerundenses contarán con una presidenta de amplio espectro en campos como la investigación, docencia y política. Aleixandre es directora clínica del Laboratorio Clínico del Instituto Catalán de Salud en esta provincia, presidenta del Consejo Social de la Universidad de Girona y senadora por CiU de 2004 a 2011. Ha encabezado la única lista presentada a los comicios.

P. Enhorabuena. ¿Por dónde pasan los retos de la farmacia gerundense?

R. En el ámbito interno ya se han hecho importantes cambios en la última legislatura para una mayor apertura y comunicación al colegiado, y transparencia. Por tanto, hay que continuar en esta línea. A nivel externo, hay que seguir trabajando para que el farmacéutico sea la primera pata de la salud pública. La salud pública tiene tres patas, por este orden: el farmacéutico, el enfermero de Atención Primaria y el médico de AP. Si se quiere mejorar, hay que incidir en esa primera pata que, por confianza y accesibilidad, es el farmacéutico.

P. ¿Cómo potenciar esa ‘pata’?

R. Cuando hablo de salud pública aludo a que el farmacéutico actúe en hipertensión, obesidad, cribados, proporcione información sobre el virus del Zika… Ámbitos como son la promoción de la salud y la prevención de enfermedades son inherentes al farmacéutico. En cambio, en el ámbito de la intervención sí es la Administración la que debe decidir cómo quiere aprovechar al farmacéutico.

P. Usted ha liderado numerosas investigaciones en el ámbito de la oncología. ¿Defiende que las farmacias asuman nuevos cribados de este tipo, como los de cáncer de colon?

R. Eso es precisamente una de esas decisiones de salud pública que deben tomar nuestras Administraciones. Ahora bien, para hacer cualquier cribado hay que tener en cuenta ciertas premisas de partida: qué aparatos tenemos, qué controles de calidad vamos a implantar en la pruebas. Estos proyectos solo pueden ser coordinados por la Administración, porque deben tener luego continuación y seguimiento en el resto de niveles asistenciales.

P.¿Y cómo facilitar que la Administración apueste por ellos?

R. Con conocimiento. Hace más daño la ignorancia que la mala fe. La Administración debe conocer el potencial que tiene entre manos con los farmacéuticos. Y existen responsables sanitarios con un desconocimiento total.