Dr. Bartolomé Beltrán, director de Prevención y Servicios Médicos del Grupo Antena3 | viernes, 22 de noviembre de 2013 h |

El Ritz estaba a reventar. Los farmacéuticos tienen puesto el horizonte de sus miradas en todas las adversidades que les rodean. A pesar de todo, su gran fortaleza consiste en que el 99 por ciento de la población española dispone de una farmacia donde habita, 365 días al año, 24 horas al día. Pero, para poder seguir garantizando esta prestación farmacéutica de calidad es imprescindible que las farmacias tengan un horizonte de estabilidad real, a nivel legislativo, económico y sanitario, es decir, que sean sostenibles.

Carlos González Bosch, presidente de Cofares, inauguró la jornada con su conferencia ‘Tu farmacia en el 2014. Rentabilidad y Servicios’, y afirmó que “aunque no lo parezca a primera vista, el concepto de rentabilidad y servicios cara al futuro van a ser muy complementarios”. Según dijo, la política de servicios será un valor añadido para la farmacia del futuro en la medida en que se adecuen a la realidad de cada una, sean servicios remunerados y la sistemática de funcionamiento sea unitaria y obedezca a las directrices emanadas de los consensos en los que participan sociedades científicas y colegios profesionales.

“La rentabilidad no es en sí mismo un concepto homogéneo, es un objetivo a alcanzar a través de una gestión eficiente y de un compromiso con la sociedad a la que servimos y con las personas con las que colaboramos”, señaló González Bosch, quién hizo hincapié en la idea de que “es bueno para la farmacia y es necesario para las personas que en ella trabajan”.

Sin duda, la farmacia española vive un momento complejo y una estructura como la de Cofares debe estar puesta al servicio de garantizar esa capacidad económica para que la farmacia haga frente a su vertiente asistencial. “Probablemente habrá cambios en la estructura jurídica o en otras cuestiones que deben controlar y pilotar”, vaticinó González Bosch para aconsejar a los farmacéuticos que no pueden estar pasivos y tienen que adelantarse a los acontecimientos. “Tenemos que protagonizar los cambios necesarios para adecuarnos a una realidad social que a veces transciende más allá de lo que nosotros pensamos”, destacó.

González Bosch subrayó que “el modelo de farmacia no va a evolucionar de manera traumática porque nadie quiere que las cosas evolucionen sin que sea en beneficio de todo el colectivo”. Así, y dado por hecho que el debate dentro de la profesión es necesario porque “es la antesala del acuerdo, y el acuerdo es la antesala del objetivo”, defendió que “el modelo se puede perfeccionar sin necesidad de una revolución”.

En cuanto a la venta a distancia en los sitios web de los medicamentos no sujetos a prescripción médica, González Bosch subrayó que tiene interés si se barajan dos palabras, “autocontrol y ética”. Probablemente, dijo, tenga mucho menos trascendencia de lo que los ‘gurús’ de este tipo de venta pueden pensar y más del que piensan aquellos que dicen que al hablar una farmacia cada doscientos cincuenta metros este tipo de venta no tiene interés. Cofares y su presidente han levantado el banderín de enganche. Seguro.