| jueves, 08 de noviembre de 2012 h |

Algunas corporaciones no solamente se dedican a las cremas, que, por cierto, es una cosa muy noble. Pero llama la atención el que Pierre Fabre se adentre en el estudio de los hemangiomas y anomalías vasculares. En esta compañía de reconocido prestigio internacional están trabajando con terapias farmacológicas como el propanolol, ya saben, de la familia de los betabloqueantes, conocida y utilizada en otras patologías, actualmente está siendo evaluada, por medio de un estudio clínico internacional, en los hemangiomas infantiles.

A este respecto hay que fijarnos en un aspecto que considero clave. La doctora Eulalia Baselga, de la Unidad de Dermatología Pediátrica de la Unidad de Hemangiomas y Lesiones Vasculares de la Santa Creu i Sant Pau, trabaja para poder dar cuenta de los avances conseguidos en este área, en su ponencia “Nuevos tratamientos médicos en angiomas y lesiones vasculares”. Estaremos atentos a esta circunstancia.

Por otro lado, vamos a dar un paso en la anticoncepción oral. Y es que, ha llegado la hora de que desaparezcan los miedos atávicos de las mujeres a las hormonas. Porque la solución ahora es la más natural. Nos acaba de sorprender la última frontera en este ámbito propiciada por ‘Teva Woman Health’. Se trata del acetato de nomegestrol/estradiol conocido como ‘zoely’. Ya sabemos que en la historia de la anticoncepción oral combinada ha habido muchos avances desde que hace cincuenta años se utilizó la combinación de un estrógeno y un gestágeno.

Considero que tengo que hablar de este asunto en profundidad con mis referencias en esta área de la especialidad como son Esther de la Viuda, María Jesús Cancelo, Ezequiel Pérez Campos, Paloma Lobo, Ignacio Lete o Rafael Sánchez Borrego. Porque es seguro, y así lo creo, que su experiencia clínica estará muy cerca de adentrarse en la prescripción más beneficiosa para las mujeres.

La reducción de la dosis de metabolito activo etinilestradiol sin perjudicar la eficacia ni la aceptabilidad ha sido una prioridad durante medio siglo. A lo largo de los años, la introducción de una nueva generación de gestágenos, en combinación con el metabolito activo etinilestradiol en varias dosis y regímenes, ha permitido reducir sucesivamente la dosis de estrógeno, mejorando la seguridad y aceptabilidad para las mujeres.

De este modo, se puede señalar que ahora, ha llegado la solución “más natural” y las concentraciones medias de 17ß-estradiol obtenidas por ‘zoely’ en equilibrio son de 50 pg/ml, que son comparables a las concentraciones observadas durante las fases folicular temprana y luteínica tardía del ciclo menstrual natural.

Con una fuerte actividad antigonadotrópica para lograr eficacia anticonceptiva, una larga semivida para mantener esta eficacia, sumado a una moderada atrofia endometrial y en combinación con la ausencia de actividad androgénica, estrogénica o glucocorticoide, el acetato de nomegestrol tiene unas características ideales para su combinación con 17ß-estradiol.

Pienso sinceramente que actualmente estamos ante una nueva era en el ámbito de la anticoncepción hormonal, porque considero que se ha encontrado la solución eficaz más natural. Ya sabemos que ‘zoely’ no produce cambios en el metabolismo lipídico lo que beneficia los potenciales riesgos cardiovasculares, tampoco presenta efectos metabólicos clínicamente significativos ni cambios en el metabolismo de los carbohidratos. Es lo que hay. Seguro.