Así lo ponen de manifiesto los resultados del piloto encargado por Sanidad

Por su parte, la RFID mostró errores al trazar embalajes con elementos metálicos

| 2011-07-08T19:33:00+02:00 h |

J. N.

Madrid

Un año después de que concluyese la prueba piloto encargada por el Ministerio de Sanidad para evaluar los sistemas para llevar a cabo la trazabilidad de los medicamentos, Data Matrix o radiofrecuencia (RFID), la conclusión obtenida es que la única opción viable para los distribuidores es la RFID. Y es que, Data Matrix se mostró insuficiente al identificar palés, unidades en cajas, en cubetas o identificar automatizadamente unidades. “Si se seleccionara Data Matrix sería extraordinariamente complejo garantizar la trazabilidad en toda la cadena de los medicamentos”, precisa el resumen ejecutivo.

Es decir, sólo sería viable en una estructura end to end (de laboratorio a la farmacia), algo que no garantizaría la trazabilidad completa. Sin embargo, la RFID también presentaría problemas para la distribución a la hora de identificar unidades en palés, ya que su respuesta a embalajes con elementos metálicos es crítica: hasta un 15 por ciento de errores.

Por ello, el director general de Farmacia, Alfonso Jiménez se mostró cauto al asegurar que se estudiará junto a los agentes del sector, además de ver qué hacen los países de nuestro entorno, antes de decantarse por uno u otro sistema. “Debemos hacer una reflexión prudente y tranquila”, manifestó.