La negociación por el impago de la factura farmacéutica en Castilla-La Mancha se desbloquea y los colegios desconvocan la concentración

El Sescam publicará en el mes de octubre el calendario de pagos, lo que facilitará el estudio de riesgos por parte de las entidades financieras

| 2011-09-02T16:20:00+02:00 h |

irene fernández

Madrid

El problema del impago a las farmacias de Castilla-La Mancha ha dado un giro inesperado. Las negociaciones se han desbloqueado y las soluciones parecen próximas. Los farmacéuticos castellano-manchegos, días después de reunirse con el gobierno regional por primera vez en mesa de negociación el 29 de agosto, decidieron desconvocar la concentración que estaba prevista para el 4 de septiembre en Toledo. Consejería y colegios farmacéuticos no han llegado todavía a un acuerdo, ni hay una propuesta definida, pero, según la presidenta del Cofcam, María Rosa López-Torres, la negociación “va por buen camino y en la línea que se planteó”.

Esa línea sienta sus bases en una de las premisas que más preocupa a los boticarios: que el patrimonio del farmacéutico no se convierta en aval de la deuda, que asciende hasta ahora a más de 125 millones de euros por las facturas de dos meses y medio y que se prolongaría hasta diciembre de este año. La administración regional, al menos, se ha comprometido a estudiar dicha propuesta, similar a la que en su día firmó el Colegio de Farmacéuticos de Murcia (ver EG núm. 530), con la diferencia de que los boticarios manchegos no se convertirían en avalistas, según aseguraron fuentes colegiales.

La decisión de estudiar la viabilidad de la propuesta de los farmacéuticos se produjo al mismo tiempo que María Dolores de Cospedal, presidenta de la comunidad, anunció su plan de recortes que pretende ahorrar en la comunidad 1.815 millones de euros. Es decir, el 20 por ciento del presupuesto.

“Espero que de forma muy urgente tengamos una solución”, manifestó López-Torres. Según la presidenta de los farmacéuticos castellano-manchegos, la administración comunicó que la mesa de negociación se mantendrá y que la intención es llegar a una solución lo antes posible. “La única propuesta de la administración fue que nos pagaría en enero de 2012 y esperamos que contemple la nuestra”, añadió Ana Rodríguez, vicepresidenta del COF de Toledo.

Eso sí, como dijo López-Torres, esa solución no puede pasar por que el farmacéutico tenga que avalar con su patrimonio, sino que “tendría que ser la administración la que garantice un gasto que origina ella, no los farmacéuticos”. Además, “hay farmacias que con el endeudamiento que tienen no consiguen las líneas de crédito”, apuntó Rodríguez.

El Sescam hará público el calendario de pagos (una de las reivindicaciones de los farmacéuticos) en el mes de octubre, lo que condicionará la gestión de la consejería de Hacienda. “Es más fácil que cualquier entidad financiera pueda estudiar riesgos con ese calendario”, argumentó la presidenta del Cofcam.

Frente a la difícil situación que atraviesan las farmacias de la región y la posibilidad de cierres por falta de liquidez, López-Torres quiso recalcar que los colegios intentan acercar esa liquidez a los compañeros a través de un convenio marco con la administración, y así evitar que se deje de dispensar o se produzcan desabastecimientos, con el objetivo de llegar a una propuesta global.

Otros temas secundarios

En la mesa de negociación los farmacéuticos también plantearon otros temas a la consejería, aunque secundarios en estos momentos ante la regularización de los pagos. Entre ellos, la atención a pacientes polimedicados, una mejor gestión en cuanto a la facturación de recetas o el problema de las guardias. Respecto a este último punto, el Cofcam planteó la sobrecarga de guardias de las farmacias, pero desde el punto de vista de la racionalización de servicios, no desde la remuneración. Un tema en el que se trabajará durante la legislatura.

El Real Decreto-ley 9/2011 incluye en su artículo 3 una ayuda a las farmacias con viabilidad comprometida, eso sí, con una serie de requisitos. Entre ellos figura no haber sido objeto de sanción administrativa. Precisamente, las farmacias de Castilla-La Mancha son las que más papeletas tienen de beneficiarse de la subvención, ya que la orografía farmacéutica de la comunidad es eminentemente rural. Pero las sanciones que pueden recibir por el cierre patronal que protagonizaron por motivo de los impagos el pasado 11 de agosto las dejaría exentas de dicha ayuda.

El Cofcam, tal y como comunicó su presidenta, María Rosa López-Torres, pidió a la consejería que tenga en cuenta el tiempo que esas farmacias dispensan responsablemente a base de un endeudamiento personal y, que si se produjo el cierre fue porque la solución no llegaba. “Intentaremos que no se nos sancione, aunque el gobierno regional esté en su derecho de continuar adelante con los expedientes”, dijo López-Torres. Unos expedientes que aún no han llegado a las boticas y que, en opinión de Juan Vacas, vicepresidente de FEFE, no deberían llegar. “Nos van a levantar expediente porque incumplimos la ley, pero si la ley es para cumplirla que den ejemplo, ya que la Ley de Morosidad dice que hay que pagar en 50 días”, sentenció.