L. Díaz Madrid | viernes, 14 de febrero de 2014 h |

El sector farmacéutico cerró la semana bursátil con subidas generalizadas. De los valores que integran el Índice Global, 23 cerraron con ganancias frente a tan solo dos que lo hicieron con pérdidas. Los movimientos más significativos fueron, por el lado alcista, las subidas de Bristol Myers y Grifols superiores ambas al 8 por ciento, mientras que por el lado negativo los dos descensos fueron inferiores al 1 por ciento. El Índice Global cerró la semana con una subida del 5 por ciento, su mejor evolución de los últimos meses y superando ampliamente el comportamiento medio de los mercados. En lo que va de año este indicador presenta una ganancia del 3,2 por ciento, mientras que en la comparación interanual esta se eleva al 24,7 por ciento, en ambos casos superando igualmente la ganancia de las bolsas.

Grifols cerró la semana rozando los 39 euros, en máximos del año. En los 12 últimos meses este valor ha venido dibujando una línea ascendente con una pendiente que se ha ido acentuando en los últimos meses y que le ha llevado a acumular en la comparación interanual una ganancia del 55 por ciento, casi el doble de la subida media del sector. Grifols se sitúa entre los valores de la muestra más rentable en este periodo y la fortaleza que sigue mostrando permite anticipar un comportamiento alcista en los próximos meses.

Entre las restantes farmacéuticas españolas integrantes del Índice Global destacó Rovi con una subida del 4,4 por ciento y que le sitúa muy cerca de su máximo del año. Es un valor que mantuvo durante todo el segundo semestre del pasado año una línea ascendente de forma mantenida, marcando su máximo del año en diciembre. En los dos últimos meses su perfil se ha aplanado entrando en una fase de consolidación en la que actualmente se está moviendo. En la comparación interanual Rovi presenta una ganancia del 65 por ciento contando aún con un amplio margen de subida ya que sigue cotizando lejos de su máximo histórico.

Comportamiento internacional

Bristol Myers lideró las subidas de la semana con una ganancia del 8,9 por ciento que le lleva a cotizar por encima de los 50 dólares, acercándose a su máximo del año. Este valor presenta en la comparación interanual una ganancia del 45 por ciento. El precio medio objetivo que estimaban los analistas para el corto y medio plazo, 53,5 dólares, ya ha sido ampliamente superado por este valor, presentando actualmente un dinamismo que le debe permitir mantener esta línea ascendente en los próximos meses. Bristol Myers cotiza actualmente casi un 30 por ciento por debajo del máximo histórico que marcó en 1999 cuando superó los 70 dólares.

Abbott también tuvo un comportamiento muy destacado cerrando con una subida del 5,3 por ciento, acercándose, al igual que otros competidores, a su máximo del año. Así, sigue presentando un perfil caracterizado por cierto nivel de volatilidad con oscilaciones muy acentuadas en ambas direcciones, si bien su tendencia fundamental presenta una pendiente alcista. Los analistas manejan un precio medio objetivo para el corto y medio plazo de 41,5 dólares, un 8 por ciento por encima de su actual cotización. Por su parte, entre las principales biofarmacéuticas, Amgen y Gilead terminaron con subidas del 6,2 por ciento y del 4,9 por ciento respectivamente. Son dos valores que en la comparación interanual presentan elevadas plusvalías, situándose entre los valores de la muestra más rentables en estos últimos doce meses.