| jueves, 19 de julio de 2012 h |

Aunque las medidas anunciadas por el Gobierno no repercutirán sobre el impuesto superreducido aplicado a los medicamentos, la subida del IVA en productos de uso sanitario, higiene corporal o dermocosmética, así como en la asistencia sanitaria y los productos de diagnóstico, han vuelto a poner sobre la mesa el problema de los márgenes y de la pervivencia de las oficinas de farmacia, algo que centró el debate del último programa de ¡Toma Medicina!, programa de Intereconomía, producido por el Grupo Contenidos, que la semana pasada reunió al director general de la Asociación para el Autocuidado de la Salud (Anefp), Rafael García Gutiérrez; al presidente de la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (Facme), José Bajo; y a la directora de Asuntos Corporativos de Merck, Ana Céspedes.

Los invitados al programa no se mostraron sorprendidos por el mantenimiento del IVA en los medicamentos, ya que el mayor comprador es el propio Estado y no tendría sentido. No obstante, coincidieron en denunciar la difícil situación de las farmacias tras los recortes experimentados por el sector en el último año, y criticaron que se tomen medidas en Sanidad cuando hay partidas de gastos mucho menos necesarias.

Según Céspedes, el problema es que se tomen medidas de recorte, como ha pasado con los productos sanitarios, pero no se decida impulsar una política de incentivación que contrarreste, aunque sea en parte, los efectos de las mismas. Una opinión compartida por Bajo, quien también advirtió de que la sanidad privada “no puede asumir ese gasto” y recordó que la descongestión de los centros públicos se da en gran medida por la atención que ofrecen los centros privados. Por su parte, García Gutiérrez apoyó la postura de la Organización Médica Colegial sobre la paga extraordinaria e insistió en que retirarla “no es la más urgente de las medidas”.

Respecto a la situación de las farmacias valencianas, el director de Anefp afirmó que ya era hora “de ser serios, porque se está poniendo en peligro un servicio obligatorio”. Mientras, Bajo consideró que en las condiciones actuales todos los factores apuntan al inevitable cierre de muchas de ellas. Asimismo, durante el programa los invitados calificaron de “normal” la fluctuación en las recetas como consecuencia del RDL 16/2012.