Desde su aprobación, los genéricos han ganado terreno en términos de unidades

Pese a todo, España todavía está lejos de la media de los países de nuestro entorno

| 2010-11-26T15:50:00+01:00 h |

Arturo Díaz del Campo

Madrid

El mercado de genéricos ha experimentado un crecimiento del 4 por ciento en unidades desde la aprobación, en el mes de marzo, del RDL 4/2010 de racionalización del gasto farmacéutico con cargo al Sistema Nacional de Salud (SNS). Con este incremento, presentado la pasada semana en un estudio de la consultora IMS Health y la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (Aeseg), estos medicamentos suponen ya el 23,4 por ciento del total del mercado farmacéutico de nuestro país. Sin embargo, las continuas reducciones de precio impiden que ese crecimiento se extrapole en términos de valores, donde el mercado genérico sigue anclado en el 7,5 por ciento.

A pesar de la mejoría, la cuota de genéricos de nuestro país sigue muy lejos de las de los países de nuestro entorno. De ahí que el director general de la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (Aeseg), Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda, asegurase que “aunque parece un momento dulce, no lo es”. Además, mencionó que “el potencial del genérico le podría situar con un 56 por ciento de cuota de mercado en valores”, al hacer referencia a la sección del mercado farmacéutico que no tiene protección de patente.

Pero según planteó uno de los responsables de línea de negocio de IMS Health, Miguel Martínez Jorge, esta posibilidad está cada vez más lejos, ya que “se tiene que crecer más en unidades para obtener un crecimiento sostenido en valores”.

Medidas regionales

En la consecución de este objetivo, pueden tener mucho que ver las comunidades autónomas, ya que el crecimiento de los últimos meses también ha venido motivado por las medidas adoptadas por algunas de las regiones españolas, que han servido para fortalecer el mercado del medicamento genérico. Pese a ello, Rodríguez de la Cuerda defendió la “unidad nacional” en materias como la fijación de precios y el establecimiento del nomenclátor.

Otro de los elementos que ha supuesto un incremento de las unidades de genéricos dispensadas es la pérdida de protección de moléculas como atorvastatina DCI y clopidogrel DCI. Estos dos principios activos, al disponer ya de versión genérica, han incrementado el ahorro en el SNS sin que el número de unidades dispensadas haya variado.