L. Díaz Madrid | viernes, 10 de junio de 2016 h |

El sector farmacéutico cerró una semana bursátil con alternancias de subidas y bajadas: de los valores que integran el Índice Global, 12 cerraron al alza y otros 12 lo hicieron a la baja. Los movimientos más significativos fueron, por el lado alcista la subida de Bayer del 4 por ciento mientras que por el la bajista Almirall retrocedió un 5,3 por ciento.

El Índice Global cerró la semana con un ligero avance del 0,6 por ciento, en línea con el comportamiento medio de los mercados. En el acumulado del año este indicador sigue en negativo con una pérdida del 4,3 por ciento, comparando mal con la media de las bolsas.

Bayer cerró una semana muy positiva, superando los 90 euros y comenzando a recuperar posiciones tras las fuertes pérdidas sufridas en el último mes. Entre mediados de abril y mediados de mayo este valor llegó a retroceder más de un 25 por ciento, hasta marcar su mínimo del año en 84 euros. En las dos últimas semanas Bayer ha conseguido frenar esta corriente bajista y llegar a estabilizarse, e incluso ha comenzado a ganar posiciones, si bien se mantiene lejos de su máximo anual: respecto al máximo que marcó en el primer semestre de 2015 cuando superó los 145 euros, Almirall ha retrocedido más de un 35 por ciento.

Retroceso de Pharmamar

Pharmamar también sufrió en esta última semana, retrocediendo un 4,7 por ciento hasta los 2.4 euros. Actualmente este valor se mantiene en la franja inferior de su rango de variación del último año habiendo salido en las últimas semanas de la senda bajista e la que se venía moviendo. Pharmamar ha conseguido estabilizarse, al menos temporalmente, presentado un perfil relativamente plano, escenario previo a un retorno a los movimientos alcistas .

Por su parte, la farmacéutica Faes cerró con una ligera pérdida del 0,7 por ciento, manteniéndose en 3 euros, moviéndose actualmente en la banda alta de su rango de fluctuación. En los últimos meses su perfil venía siendo alcista, dejando atrás las zonas de mínimos en la que se movía desde agosto del pasado año. Faes comenzó 2016 con un perfil de subida, perdiendo posiciones con gran celeridad hasta marcar su mínimo en 2,4 euros. Faes acumula en lo que va de 2016 una ganancia del 7 por ciento, mientras que en la comparación interanual esta se eleva a cerca de un 30 por ciento.

Grifols prácticamente repitió su cifra de la semana anterior, retrocediendo tan sólo un 0,4 por ciento, con lo que se mantiene por encima de los 20 euros. Su comienzo de año fue bajista, prolongando un movimiento de caída que inició en noviembre del pasado año tras haber marcado su máximo anual en 22,7 euros; esta caída se prolongó hasta mediados de febrero cuando se acercó a los 18 euros, cerca de su mínimo del año. Desde entonces Grifols ha venido mostrando cierta volatilidad, aunque ha ido recuperando algunas posiciones.

Rovi también experimentó una caída muy limitada, en su caso del 0,8 por ciento, cerrando la semana en 14,3 euros. La tendencia dominante en este valor en los últimos meses ha sido una pendiente de ligera subida, no exenta de ciertos episodios de fuertes fluctuaciones. Actualmente Rovi se mueve en niveles similares a los de comienzo de año, comparando bien interanualmente.

Por último, indicar que la farmacéutica Sanofi-Aventis retrocedió en estos últimos días un 1,1 por ciento, cotizando en 72,6 euros, situándose en la franja inferior de su rango de variación del último año.