L. DÍAZ Madrid | viernes, 28 de septiembre de 2012 h |

El sector farmacéutico finalizó una semana en bolsa de cierta indefinición, con la mitad de los valores en positivo y la otra mitad en pérdidas. Fue una semana, además, de escasa volatilidad, ya que salvo un caso muy concreto los demás valores tuvieron variaciones limitadas, de menor intensidad de lo que suele ser habitual. A este respecto, destaca que los movimientos más destacados fueron, por el lado alcista el avance del 3,6 por ciento que se anotó Novo Nordisk, mientras que por el lado negativo el mayor descenso fue el de la española Almirall que retrocedió casi un 10 por ciento.

El Índice Global prácticamente repitió su posición de la semana anterior, comportamiento positivo en un periodo en el que predominaron las caídas. En el acumulado del año este indicador presenta una ganancia del 17 por ciento, evolución considerablemente mejor que la de la media de los mercados, mientras que en la comparación interanual su plusvalía se eleva al 25 por ciento en lo que viene siendo un año de recuperación tras varios ejercicios en negativo.

Respecto al análisis de los valores farmacéuticos, destaca que Novo Nordisk cerró con una ganancia del 3,6 por ciento, recuperándose del breve paréntesis bajista de las semanas anteriores. Actualmente Novo Nordisk cotiza muy cerca de su máximo anual tras un ejercicio netamente alcista en el que este valor ha acumulado una plusvalía del 65 por ciento, situándose entre los valores farmacéuticos más rentables en este periodo. Tras el paréntesis de los dos últimos meses Novo Nordisk podría retomar su senda alcista, si bien previsiblemente con una pendiente menos acentuada que la del último año.

Almirall cerró con un serio castigo retrocediendo casi un 10 por ciento, cotizando actualmente en una zona intermedia dentro de su rango de fluctuación del último año. Su comportamiento en este ejercicio venía presentando cierta horizontalidad, si bien desde el pasado mes de junio Almirall comenzó a recuperar posiciones, ganancia que ha perdido en gran medida en las últimas sesiones. A pesar de este retroceso Almirall se mantiene en positivo en el conjunto del año, pero muy lejos, más de un 60 por ciento por debajo, de sus referencias históricas.

El resto de los valores de farmacéuticas españolas integrantes del Índice Global tuvo un comportamiento por lo general negativo, ya que tan solo Grifols consiguió finalizar con un avance del 1,2 por ciento. Por su parte Zeltia retrocedió un 1,6 por ciento, frenando momentáneamente la senda de recuperación que inició a mediados de julio; actualmente este valor cotiza con una ligera minusvalía en el conjunto de año.

Igualmente, Bayer fue otro de los valores destacados de estas últimas sesiones, anotándose una subida del 3,5 por ciento que le ha llevado a cotizar actualmente muy cerca de su máximo anual. El comportamiento de Bayer en el último año ha venido dominado por una senda ascendente, con un paréntesis en el segundo trimestre del año. A partir de junio Bayer retomó la línea alcista que le ha permitido acumular interanualmente una plusvalía del 75 por ciento. A corto y medio plazo es previsible que este valor continúe ganando posiciones, si bien también es posible que su elevado precio actual, en comparación con sus referencias de los últimos años, pueda limitar su capacidad de revalorización.

Del mismo modo, Novartis también tuvo un comportamiento destacado con una subida del 2,4 por ciento, que le ha llevado a cotizar muy cerca de su máximo del año. Tras un comienzo de 2012 indeciso, que le llevó a ceder posiciones en los primeros meses, y tras un desplazamiento horizontal en el segundo trimestre del año, Novartis inició a finales de mayo un línea alcista, anotándose en tres meses una plusvalía del 15 por ciento.