L. Díaz Madrid | viernes, 07 de marzo de 2014 h |

El sector farmacéutico cerró la semana bursátil con un ligero predominio de las altas: de los valores que integran el Índice Global 15 cerraron en positivo frente a 9 que lo hicieron en negativo. Los movimientos más destacados fueron, por el lado alcista las subidas de Bristol Myers y Rovi, superiores en ambos casos al 4 por ciento, mientras que por el lado negativo destacaron las caídas de Faes y Zeltia, próximas al 3 por ciento.

En una lectura general, el Índice Global cerró la semana con una subida del 1 por ciento, en línea con el comportamiento medio del mercado. En el acumulado del año, este indicador presenta una ganancia del 5 por ciento mientras que en la comparación interanual esta asciende al 25 por ciento, en ambos casos superando el comportamiento medio de las bolsas.

Zeltia cerró la semana cotizando a 2,7 euros, con un ligero retroceso pero manteniendo básicamente el perfil horizontal que ha venido dibujando en las últimas semanas. Tras un comienzo de año que apuntaba al alza este valor rápidamente se estabilizó sin prolongar el repunte iniciado. En la comparación interanual, Zeltia presenta una elevada revalorización en términos porcentuales pero reducida en términos absolutos debido a que partía de una posición muy desfavorable.

Por su parte, Faes tuvo un comportamiento similar al anterior cotizando actualmente a 2,5 euros, en una zona intermedia dentro de su rango de variación del último año. El perfil mostrado en lo que va de ejercicio también es muy similar al de Zeltia, caracterizado por un movimiento básicamente horizontal prolongando la situación que vino mostrando en los últimos meses del pasado año. Asimismo presenta en términos interanuales una revalorización importante porcentualmente pero limitada en valores absolutos.

En cuanto al comportamiento de las compañías internacionales, Sanofi-Aventis cerró la semana con una ligera ganancia del 0,8 por ciento, cotizando actualmente ligeramente por encima de los 75 euros. Este valor inició el año cediendo posiciones, manteniendo la senda bajista dominante en gran parte del pasado año. Tras marcar un mínimo interanual a principios de febrero, cuando llegó a caer por debajo de los 70 euros, rebotó al alza y en las últimas semanas ha ido recuperando posiciones hasta cotizar actualmente en niveles próximos a los de comienzo de año. Aunque aún es pronto para estimar el recorrido de este repunte, ya en los últimos días parece perder cierto dinamismo.

Por contra, la multinacional suiza Roche fue uno de los valores que cerró la semana en negativo retrocediendo un 1,7 por ciento. Este valor cotiza a 265 francos suizos, relativamente cerca de su máximo anual. Su perfil en los 2 primeros meses de 2014 ha sido de fuerte subida, prolongando, e incluso acentuando, la tendencia alcista que ya venía dibujando desde junio del pasado año y que le ha permitido acumular en la comparación interanual una plusvalía del 25 por ciento, en línea con el comportamiento medio del sector.

De cara a su posible evolución en el corto y medio plazo, cabe señalar que aunque su tendencia actual sigue siendo alcista, el hecho de cotizar en máximos de los últimos años podría limitar su potencial de subida. Por último, la compañía Rovi cerró una gran semana acercándose a los diez euros, al igual que en el caso anterior relativamente cerca de su máximo interanual. El perfil de este valor en el último año ha sido de constante subida.