L. DÍAZ Madrid | viernes, 22 de noviembre de 2013 h |

La semana bursátil finalizó con un claro predominio de las altas dentro del sector farmacéutico: de los valores que integran el Índice Global, 20 cerraron al alza frente a tan solo siete que los hicieron con pérdidas. Los movimientos más significativos fueron, por el lado alcista la ganancia de Baxter de casi un 5 por ciento, mientras que por el lado bajista destacaron las caídas de Zeltia y Faes superiores al 7 por ciento.

El Índice Global despidió la semana con una nueva subida, en este caso del 2,7 por ciento, superando nuevamente el comportamiento medio de los mercados. En el acumulado del año este indicador presenta una plusvalía del 35 por ciento mientras que en la comparación interanual esta se sitúa en el 29 por ciento, en ambos casos muy por encima del comportamiento medio de las bolsas. Iniciando ya la recta final de 2013 el sector farmacéutico está a punto de cerrar uno de sus mejores ejercicios de los últimos años, recuperando buena parte de las pérdidas incurridas en años anteriores.

Baxter cerró la semana acercándose a los 70 dólares, moviéndose en la franja superior de su rango de variación del último año. Su comportamiento en este periodo presentó una primera fase alcista, marcando un máximo el pasado mes de julio cuando rozó los 75 dólares. Desde entonces Baxter ha venido perdiendo posiciones, cediendo prácticamente toda la ganancia que acumulaba en el año. Ya el pasado mes de octubre este valor consiguió estabilizarse, repuntando en estos últimos días. Baxter acumula actualmente una subida en 2013 de tan solo un 2 por ciento (en julio ganaba un 10 por ciento). Los analistas anticipan un precio medio objetivo a corto y medio plazo de 76,5 dólares, un 11 por ciento por encima de su cotización actual.

Abbott se situó entre los valores que cerraron en positivo al anotarse una subida de un 3,3 por ciento que le sitúa muy cerca de su máximo anual. Analizando la gráfica que ha ido dibujando este valor en 2013 se pueden apreciar tres periodos claramente definidos: Abbott comenzó el año ganando posiciones, tendencia que mantuvo hasta finales de mayo, momento en el que marcó su máximo anual (acumulaba entonces en 2013 una subida del 25 por ciento). Los meses siguientes, hasta septiembre, fueron un periodo de corrección en el que Abbott retrocedió gran parte del terreno avanzado en la primera parte del año. Desde mediados de octubre este valor ha comenzado nuevamente a ganar posiciones de forma significativa. Los analistas siguen anticipando un comportamiento positivo en los próximos meses manejando un precio objetivo de 41,5 dólares, un 9 por ciento superior a su precio actual.

En negativo

Bristol Myers fue uno de los valores que cerró la semana en negativo, retrocediendo un 1,1 por ciento. Este valor se mueve actualmente por encima de los 50 dólares, relativamente cerca de su máximo anual. El perfil de Bristol Myers en 2013 ha sido eminentemente alcista, manteniendo una continuidad en su evolución que contrasta con las fases de corrección por la que han atravesado muchos de sus competidores. En su caso esta fase, que también la tuvo entre los meses de junio y agosto, fue más atenuada, manteniendo buena parte de las ganancias acumuladas en un comienzo de año claramente alcista. Desde septiembre Bristol Myers ha retomado su senda ascendente mostrando además una pendiente muy acentuada. Este valor acumula en lo que va de año una ganancia del 62 por ciento, superando ampliamente el comportamiento medio del sector. Aunque los analistas estimaban subidas en el corto y medio plazo, el precio medio objetivo que consideraban ya ha sido superado por este valor.

Por otro lado, se debe señalar que Merck & Co. cerró la semana con una ganancia del 1,1 por ciento, cotizando actualmente, al igual que muchos otros valores, relativamente cerca de su máximo anual. En las últimas semanas este valor ha vuelto a repuntar tras varios meses de desplazamiento horizontal. El valor de la farmacéutica acumula en lo que va de año una plusvalía del 17 por ciento, sensiblemente por debajo del comportamiento medio del sector. Los analistas manejan un precio objetivo a corto y medio plazo de 50,6.