L. DÍAZ Madrid | viernes, 15 de junio de 2012 h |

Se cerró la semana con ligero predominio de las subidas: de los valores que integran el Índice Global, 16 cerraron con ganancias mientras que 12 lo hicieron con pérdidas. Los movimientos más significativos fueron, por el lado alcista las ganancias de Celsio y Grifols, superiores al 5 por ciento, mientras que por el lado negativo destacaron Faes y Zeltia, con pérdidas del 3,8 y del 5,3 por ciento, respectivamente. El Índice Global cerró la semana con una subida del 0,2 por ciento, con lo que continuó recortando la pérdida que acumulaba en el año y que ya se aproxima a cero. En la comparación interanual este indicador obtiene una plusvalía del 3 por ciento, comparando bien con la media de los mercados.

Entre los valores españoles integrantes del Índice Global hubo dos que cerraron en positivo, Grifols y Rovi, mientras que los tres restantes lo hicieron con pérdidas. Grifols fue el valor estrella de la semana cerrando con una ganancia del 5 por ciento, cotizando actualmente en máximo del año y muy cerca del récord histórico que marcó en 2008 cuando superó los 20,5 euros. Este valor inició una senda alcista en diciembre del pasado año, manteniendo dicha tendencia alcista hasta el día de hoy, acumulando en estos seis meses una ganancia del 90 por ciento que lo sitúa entre los valores con un comportamiento más destacado en este periodo.

Zeltia lideró las pérdidas de la semana al retroceder un 5,3 por ciento, acercándose nuevamente a su mínimo del año. Su evolución en la primera mitad de 2012 fue bajista, hasta marcar su mínimo del ejercicio a finales de mayo cuando llegó a caer hasta los 1.11 euros. Hace dos semanas parecía romper este tendencia y rebotó al alza, pero nuevamente vuelve a retroceder sin llegar a consolidar lo que parecía el posible inició de una recuperación.

Por su parte Faes cayó un 3,8 por ciento y al igual que en el caso anterior se volvió a aproximar a su mínimo de los últimos años. Se trata de un valor que acumula una fuerte corrección en 2012 con un comportamiento peor que el sector, mientras que en la comparación interanual su minusvalía llega a superar el 50 por ciento.

Abbott consiguió cerrar en positivo, anotándose una ganancia del 0,4 por ciento. El comportamiento de este valor en los últimos meses presentó un perfil alcista, tendencia que inició en agosto del pasado año y que este valor ha sabido mantener hasta el día de hoy, acumulando en estos nueve meses una plusvalía del 20 por ciento y cotizando actualmente en máximos históricos, situación que contrasta abiertamente con la que atraviesan muchos de sus competidores.

Bristol Myers mantuvo su posición de la semana anterior, experimentando tan solo una ligera caída del 0,1 por ciento. Actualmente este valor cotiza muy cerca del límite superior de su rango de variación del último año. Esta plusvalía se localiza en el segundo semestre del pasado año cuando Bristol se movió dentro de una senda claramente alcista. Desde principios de año viene moviéndose dentro de un movimiento horizontal, manteniendo intactas las ganancias obtenidas en los meses anteriores. Los analistas manejan para este valor un precio objetivo de 34,9 dólares, muy próximo a su precio actual.

Johnson & Johnson cerró con una subida del 2,6 por ciento, cotizando en una zona intermedia dentro de su rango de variación del último año. Su perfil en el último año se ha caracterizado por una evolución horizontal, con cierto nivel de fluctuación pero sin presentar una línea clara de evolución. Los analistas esperan un comportamiento alcista en el corto y medio plazo, estimando un precio objetivo de 72 dólares, un 10 por ciento por encima de su precio actual y del máximo histórico que marcó en 2008 cuando llegó a rozar los 70 dólares.