L. Díaz Madrid | viernes, 17 de enero de 2014 h |

El sector farmacéutico cerró la semana en bolsa con un claro predominio de los movimientos alcistas. De los valores que integran el Índice Global, 17 cerraron en positivo frente a 8 que lo hicieron con caídas. Los movimientos más significativos fueron, por el lado alcista la subida de Zeltia mientras que, por la parte negativa, Celesio retrocedió casi un 6 por ciento, perdiendo lo ganado en la semana anterior.

Este último, es un valor que venía moviéndose en horizontal pero que inició el nuevo año con un repunte significativo. Pero esa ganancia no ha llegado a consolidarse y Celesio ha vuelto a su nivel anterior. Un decrecimiento que contratas con el cierre del ejercicio 2013, claramente marcado por las subidas que incluso llevaron a cerrar el año muy cerca de su máximo anual, acumulando una ganancia del 42 por ciento, sensiblemente por encima de la media del sector.

Actualmente, Celesio se encuentra inmersa en una fase de consolidación que puede venir caracterizada por cierto nivel de volatilidad. Previsiblemente en el corto plazo esta compañía se mantenga en esta dinámica antes de poder abordar una nueva fase de subida. Hay que tener en cuenta que se trata de un valor que cuenta con un amplio campo de recuperación, cotizando actualmente más de un 50 por ciento por debajo del máximo histórico que marcó en 2007 cuando llegó a alcanzar los 50 euros.

La compañía UCB también cerró la semana en negativo, retrocediendo un 4 por ciento y rompiendo también la línea alcista que venía dibujado desde mediados del pasado año. En estos seis últimos meses UCB se ha revalorizado un 35 por ciento y algo menos en la comparación interanual. A corto y medio plazo es previsible que este valor mantenga un perfil alcista dada su senda actual de subida y ello a pesar de correcciones puntuales como la de esta última semana. Sin embargo, hay que tener en cuenta que en su contra juega la fuerte plusvalía acumulada en los últimos años y el hecho de cotizar actualmente en máximos de los últimos años.

Por contra, Bayer despidió la semana con una ligera subida del 0,8 por ciento, cotizando actualmente por encima de los 100 euros, en la franja superior de su rango de variación del último año. Su perfil en 2013 fue netamente alcista, manteniendo una línea de subida casi ininterrumpida durante todo el año. La compañía alemana se anotó en 2013 una plusvalía del 45 por ciento, notablemente por encima de la ganancia media del sector. Es de tener en cuenta que aunque en las primeras semanas de este año la acción de Bayer parece mostrar cierta volatilidad, a corto y medio plazo es posible que esta acción atraviese un periodo de consolidación, asentando las elevadas plusvalías que acumula.

Roche cierra en negativo

Roche, por su parte, cerró en negativo retrocediendo un 1,5 por ciento. Actualmente este valor cotiza por encima de los 250 francos suizos, relativamente cerca de su máximo anual. En estos últimos 12 meses Roche ha dibujado una línea alcista no exenta de cierta dosis de volatilidad. El primer semestre del pasado año fue netamente positivo, marcando su máximo anual el pasado mes de mayo. A partir de entonces, Roche comenzó a desplazarse en horizontal.

Este valor acumuló en 2013 una ganancia del 25 por ciento cerrando el ejercicio en máximos de los últimos años. Por último señalar que Novartis despidió la semana con una ligera subida del 1,2 por ciento cotizando cerca de su máximo anual.