GM Madrid | lunes, 17 de marzo de 2014 h |

Investigadores del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Universitario La Paz (Idipaz) han constituido la primera empresa de base tecnológica de la Comunidad de Madrid según el reglamento establecido por la Consejería de Sanidad. Se trata de una spin-off que explota el resultado de una investigación en oncología que ha conseguido desarrollar un test genómico que puede ayudar a los profesionales a decidir qué pacientes con cáncer de mama deben ser sometidas a quimioterapia y cuáles no, por tener un mejor pronóstico o un bajo riesgo de recaída.

Publicado en revistas científicas como Plos One o BMC Cancer, este estudio demostraba que el uso de este test genómico podía reducir hasta un 30 por ciento el uso de quimioterapia. Un dato importante teniendo en cuenta que este mismo estudio concluye también que solo entre el 10 y el 20 por ciento de las mujeres a las que se les ha extirpado un tumor mamario mejoran con la administración de quimioterapia.

Además, al ahorro económico que puede suponer contar con esta herramienta en los centros de salud de la región, hay que sumar la posibilidad de que este test pueda competir con los que se utilizan actualmente en los centros de la red pública de salud de la Comunidad de Madrid (un test con patente norteamericana y otro con patente holandesa con un precio de comercialización que oscila en torno a los 3.000 euros).

Los encargados de la constitución de la spin-off, que han bautizado como Biomédica Molecular Medicine, son los investigadores Juan Ángel Fresno y Ángelo Gómez que, junto al oncólogo clínico Enrique Espinosa, todos ellos pertenecientes al Idipaz, ya han comenzado con nuevas investigaciones para mejorar el desarrollo de este test genómico. Esta iniciativa empresarial ya había sido además galardonada previamente en multitud de ocasiones en convocatorias relacionadas con la innovación, la tecnología y la empresa.