J. Ruiz-Tagle Madrid | viernes, 03 de enero de 2014 h |

El director general de Aeseg, Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda, repasa las principales novedades que en el pasado ejercicio se dieron en el sector del medicamento genérico, así como los retos de futuro que se le presentan al sector.

Pregunta. Inauguramos año, ¿en qué situación se encuentra el medicamento genérico?

Respuesta. El pasado año ha estado caracterizado por un frenazo en el crecimiento y un estancamiento en la evolución de estos medicamentos. Esto se ha producido por la implementación de medidas como el copago o la desfinanciación, así como por el diferente ritmo de aplicación de la normativa en las diferentes comunidades autónomas.

P. ¿Qué destacaría en el plano positivo del pasado ejercicio?

R. Por una lado, que la normativa haya recuperado la obligatoriedad de dispensar un medicamento genérico a igualdad de precio cuando se prescribe por principio activo, si bien es cierto que no ha dado todo el resultado que podíamos esperar de ella. Otro aspecto muy positivo es que hemos podido constatar el alto nivel de confianza que tiene la sociedad respecto a los genéricos.

P. ¿Quién o qué se merecería carbón para los Reyes Magos?

R. La posibilidad de que las marcas puedan utilizar las siglas EFG en sus medicamentos de patente caducada. Esto puede significar un riesgo grave para la supervivencia del sector de los genéricos. Carbón también le daríamos a las diferentes iniciativas autonómicas adoptadas, como las subastas andaluzas o los algoritmos valencianos.

P. ¿Cuál ha sido el deseo que no se ha cumplido?

R. Que las comunidades autónomas hubieran entendido las normativas de obligado cumplimiento bajo un concepto de unidad de mercado.

P. Se espera, según IMS, que el sector crezca un 5 por ciento hasta 2017 en países desarrollados. ¿Cuáles son los principales ingredientes para que se cumpla esta previsión?

R. Para que el sector del genérico crezca en estas cifras sería necesario disponer de una normativa que diferencie en precio de una manera clara el genérico de los medicamentos de marca con patente caducada. Esto existía en legislaciones anteriores y debemos recuperarlo. Una de las fórmulas sería el copago evitable, o bien que el copago existente para el genérico fuese menor que el aplicable al fármaco de marca.

P. Por lo que nos cuenta, los genéricos pierden competitividad con la obligatoriedad hacia las marcas para igualar el precio del genérico, ¿espera alguna rectificación en 2014 respecto a este tema?

R. Sería deseable que el Real Decreto de Precios y Financiación, que está en fase de tramitación, marcara de forma objetiva esta diferencia de precio. En concreto, que fuese una opción para la marca, nunca una obligación. No hay que olvidar que para que el medicamento genérico sea viable debemos optar a un volumen de mercado amplio.

P. Estamos a las puertas de la aprobación definitiva del Real Decreto de Precios de Referencia. Se ha conseguido mantener el umbral mínimo, ¿es la única nota positiva de la ley?

R. Pienso que es un paso muy importante que se incorpore el concepto de umbral mínimo. La otra parte positiva es que finalmente la formación de conjuntos será a partir de la comercialización efectiva.

P. ¿Cuáles son los aspectos negativos de esta legislación?

R. Más que los negativos, me gustaría decir los deseables, ya que no ha terminado la tramitación del real decreto. Ahí cabe señalar recuperar los plazos de coexistencia que existirán en la primera orden para todas las demás. También sería deseable que los medicamentos biosimilares no formaran parte del sistema de precios de referencia, no solo por concepto intrínseco de estos medicamentos, sino también por favorecer y animar a la inversión para su desarrollo, que es muy alto y debe tener su recompensa.

P. Otro caballo de batalla que Aeseg ha mantenido en 2013 ha sido tratar de recuperar la diferencia de precio durante, al menos, seis meses. ¿Seguirán peleando o creen que es una guerra perdida en estos momentos?

R. Es otro aspecto que ha desaparecido con la normativa vigente. Era una disposición muy útil porque nos facilitaba el acceso al mercado. Por lo tanto, seguiremos apelando a su recuperación.

P. Según datos de IMS, en los últimos tiempos se está produciendo una ralentización de la penetración de los nuevos genéricos, especialmente en algunas comunidades autónomas. ¿Cree que las autoridades se han olvidado del papel del genérico?

R. Las administraciones sanitarias tienen muy claro cuál es el rol del genérico, de hecho ya ha demostrado sus ventajas desde el punto de vista del ahorro y facilitando la accesibilidad a los tratamientos para el conjunto de la sociedad. Sin embargo, es verdad que a la hora de la aplicación de las normativas algunas comunidades autónomas no han sido muy estrictas a la hora de aplicar la ley.

P. Entre las modificaciones realizadas en la Ley de Garantías el pasado mes de julio, destaca imposibilitar las iniciativas autonómicas, ¿veremos en 2014 nuevas subastas o algoritmos?

R. Creemos que es un paso importante por parte de la administración central, pero tenemos que ver cómo se encaja. Nosotros somos contrarios a cualquier medida que no implique la unidad de mercado. Medidas como las subastas o los algoritmos dificultan nuestro desarrollo a nivel industrial.

P. Subastas. ¿Qué depararán los precios seleccionados?

R. Los precios seleccionados, pendientes de desarrollar, están recogidos en la normativa como una opción más. Pero para hacer una valoración certera todavía hay que esperar.

P. ¿Qué debe deparar 2014 para el sector del genérico?

R. Esperemos que sea el año donde podamos recuperar la confianza en el sector sanitario tras los últimos años, que han sido muy turbulentos con tantos recortes. Por otro lado, y hablando en concreto del sector de los genéricos, esperemos poder recuperar la diferenciación de precios entre el medicamento genérico y la marca con patente terminada.

“Necesitamos recuperar la diferencia de precio entre el fármaco de marca sin patente y el medicamento genérico”

“Un aspecto muy positivo de 2013 ha sido poder constatar la confianza de la sociedad en los medicamentos genéricos”